Perros del régimen yanqui matan a un latino arrodillado y con las manos en alto

La Policía de EE.UU. protagoniza otro escenario de brutalidad al asesinar a un latino desarmado mientras estaba arrodillado y con las manos en alto.

128

Un oficial de la ciudad de Vallejo, en el estado de California, disparó el lunes por la noche, cinco veces, desde la ventanilla de su automóvil, a Sean Monterrosa, un joven de ascendencia latina de 22 años, en medio de las protestas locales y nacionales contra la brutalidad policial tras el asesinato de George Floyd por un policía blanco, ha recogido este viernes el diario británico The Guardian.

El agente involucrado en el incidente justificó su actuación afirmando que pensó que Monterrosa portaba un arma de fuego, pero que luego comprendió que lo que llevaba en el bolsillo era un martillo.

“Cuando la policía lo enfrentó, se arrodilló y se rindió, y le dispararon”, indicó Melissa Nold, abogada de derechos civiles de Vallejo y que representa a la familia de Monterrosa.

Por haber disparado en cinco ocasiones desde su automóvil a un hombre desarmado, el oficial implicado en el suceso fue dado de baja administrativa mientras se realizan las investigaciones oportunas.

El asesinato de Monterrosa, que era residente de San Francisco, ha provocado gran indignación en el Área de la Bahía, particularmente en Vallejo, una ciudad con un largo historial de violencia policial.

La última persona asesinada por la Policía de Vallejo fue Willie McCoy, un joven de 20 años que, en febrero de 2019, se hallaba durmiendo en su automóvil cuando seis oficiales le dispararon 55 veces en 3,5 segundos.

Uno de los seis agentes que mataron a McCoy, un rapero en el Área de la Bahía, había matado previamente a un hombre desarmado que huía en su bicicleta. Asimismo, otro agente de Vallejo mató a tres hombres en un período de cinco meses y posteriormente fue ascendido.

Estos últimos días, el país norteamericano es testigo de protestas a nivel nacional para pedir justicia por George Floyd, un afroamericano que murió el pasado 25 de mayo asfixiado a manos de un policía blanco que lo inmovilizó contra el suelo en la ciudad de Mineápolis, en el estado de Minesota.

La brutalidad de la Policía de EE.UU. ha suscitado críticas de diversas organizaciones de derechos civiles. Dicen que este incidente expone las grietas que aquejan a un sistema inherentemente racista y aseguran que el aumento de la violencia racial en EE.UU., en años recientes, se enraíza en las políticas racistas del inquilino de la Casa Blanca, Donald Trump.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.