Maoístas Bolivianos: A modo de informe político de coyuntura

60

Desde hacen seis o siete meses vivimos una situación política nueva en el siglo que comenzó como XXI, se trata del golpe cívico-militar de noviembre 10-11, que encumbró a una camarilla de politiqueros resentidos y una señora de dudosa conducta personal al poder político del país.

Ante a la necesidad de enfrentar una nueva campaña electoral, ya que la anterior fue injusta y delincuencialmente anulada, se ha abierto una GRIETA (en el lenguaje político incorporado en la Argentina por la controversia Macri-Cristina) que enfrenta belicosamente al régimen asaltante de carácter fascista con la inmensa mayoría democrática, popular y anti-imperialista del pueblo boliviano.

Los primeros, los asaltantes, “ruegan” que la pandemia se mantenga por mucho tiempo para así eludir la obligación que tienen de no perjudicar las elecciones ya convocadas y exigidas no solamente por el pueblo boliviano, sino por toda la comunidad internacional, incluida la OEA y con la única oposición del impresentable Trump.

Los segundos que, en este caso son los militantes del MAS y sus aliados próximos los partidos revolucionarios de izquierda, plantean como no puede ser de otro modo, las elecciones incluso antes del 6 de septiembre próximo.

Es increíble empero la pandemia ha venido siendo un gran pretexto para continuar la actual situación de desorganización nacional, de distanciamiento social (*) y en este caos institucional, los pescadores de río revuelto son los actuales gobernantes que han hecho del soborno y el robo directo su principal “gestión pública”. No pasa un día y se conoce un nuevo hecho de corrupción a cargo de un nuevo funcionario posesionado en la mañana y destituido en la tarde de un cargo importante. Estos hechos por su proximidad y su repetición monótona, no había ocurrido nunca en el país. Por lo menos antes los nuevos gobernantes esperaban un poco para iniciar sus “actividades”. Por el contrario, actualmente les falta tiempo para robar en arca abierta.

En consecuencia y concretamente la actividad de las fuerzas políticas antifascistas, los militantes masistas y la ciudadanía honesta y trabajadora está ya inmersa en una actividad electoral de decisiones muy importantes, entre ellas la de constituir una unidad orgánica que respalde desde fuera los programas del nuevo gobierno.

Como se puede constatar, ya tenemos como ganada la partida, que será realidad, salvo un nuevo golpe de mano militar que, por otra parte, no será, de ninguna manera, aceptado por el pueblo. ¡Cuidado señores del ejército!, el pueblo puede y contestará con todas las armas a su disposición.

Por otro lado, la urgente necesidad de atar las manos de los delincuentes políticos que pretenden entregar a los consorcios transnacionales nuestras riquezas naturales, en especial, el LITIO que es la causa principal del golpe.

Las tareas están planteadas, los partidos políticos de izquierda y otras organizaciones políticas independientes han hecho conocer su apoyo “incondicional” al binomio del MAS, Arce-Choquehuanca, incondicional en el sentido positivo, es decir no condicionamos nuestro apoyo a prebendas ni cargos públicos que son atribuciones privativas del nuevo gobierno, sino en el sentido de apoyar sin condicionamientos mezquinos y particulares la gestión del gobierno virtualmente ya escogido.

¡¡Elecciones, Ya!!

(*) El distanciamiento social es la medida más a gusto de la reacción, de los oligarcas y de los sayones del imperialismo, porque atenta contra la reunión de los ciudadanos para analizar sus problemas y tomar sus decisiones. Encerrados en sus casas y domicilios, los ciudadanos pierden la noción de solidaridad y se dedican a cuidar solamente sus vidas.

PCmlm

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.