Una ‘nueva raza de negacionistas’ ha creado un castillo de naipes en torno al coronavirus

113
El mes pasado el inmunólogo suizo Beda Stadler, que trabajó con Antohony Fauci en Estados Unidos, publicó un artículo detallado en Weltwoche (1) que merece la pena extractar porque, si bien defiende varias tesis convencionales sobre el coronavirus, harto conocidas, también expone algunos puntos de vista que merece la pena retener.

“Creo que es hora de criticar algunas de las principales declaraciones públicas, que son totalmente falsas, sobre este virus”, escribe este profesor de la Universidad de Berna.

La más importante es que el coronavirus no es “nuevo”, algo en lo que la intoxicación seudocientífica insistió desde un principio como factor intimidatorio. Al ser “nuevo” la humanidad carecía de anticuerpos para hacerle frente, por lo que su letalidad sería mayor.

Stadler se remonta hasta el Sars, al que el coronavirus está “fuertemente vinculado”, lo mismo que a otros beta-coronavirus. No es más que un virus estacional del resfriado que desaparece con la llegada del verano.

Gracias al dilatado conocimiento del mismo, hace años que los veterinarios “vacunan a los gatos, los perros, los cerdos y las vacas contra el coronavirus”, dice el profesor suizo.

Los primeros tests de anticuerpos que estuvieron disponibles para el coronavirus se basaban en las pruebas de anticuerpos para el Sars, añade Stadler y los laboratorios extrajeron anticuerpos de una llama capaces de detectar el Sars 1, el Sars CoV-2 e incluso el Mers.

Es, pues, simplemente falso lo que afirma la OMS en su página web: “Tanto este nuevo virus como la enfermedad que provoca eran desconocidos antes de que estallara el brote en Wuhan” (2).

Las falsedades de la OMS, dice Stadler, han creado una “nueva raza de negacionistas” porque la supuesta falta de inmunidad de los seres humanos hacia el coronavirus es un “cuento de hadas”.

Como previamente ya existía inmunidad, las regiones de China en las que hace 12 años se detectó el Sars, apenas han conocido hoy el coronavirus.

“Nuestro sistema inmunitario considera que los Sars 1 y 2 son parcialmente idénticos y que uno de los virus podría probablemente protegernos del otro”, asegura el inmunólogo, quien añade que esa similitud explica la chapuza de modelos matemáticos de expansión de la pandemia, que no han acertado en ningún país del mundo.

El profesor va más allá y considera que en Suiza la población, en general, tiene anticuerpos contra el coronavirus.

En efecto, el coronavirus no es nuevo en absoluto, pero no sólo desde hace 12 años, sino incluso mucho antes, como ya dijimos en otra entrada, por lo que el cúmulo de artificios montado en torno a ello se desploma como un castillo de naipes.

(1) https://www.weltwoche.ch/ausgaben/2020-24/inland/warum-alle-falsch-lagen-die-weltwoche-ausgabe-24-2020.html
(2) https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-coronaviruses

Más información:

– Durante décadas el coronavirus se ha propagado entre los seres humanos y nadie cayó enfermo nunca

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.