Pandemia: un gran negocio también para los monopolios tecnológicos que ya han puesto en marcha el panóptico

106

Desde el comienzo de la pandemia, una legión de empresas, desde gigantes tecnológicos hasta otras de reciente creación relativamente desconocidas, se ha apresurado a aprovecharse de la ola de histeria. El gran choque de la industria de la salud que estaban esperaban ha llegado, por fin.

En marzo el Primer Ministro británico, Boris Johnson, convocó una reunión con las empresas de atención médica, los gigantes de la tecnología y los principales monopolios del negocio sanitario (1) para discutir la mejor manera de rentabilizar la histeria. El gobierno británico permitió a Amazon, Microsoft, Google y Palantir, acceder a millones de historiales médicos (2), cruzando bases de fuentes diversas, incluidos los datos de las pruebas de coronavirus.

Empresas como EverlyWell, Let’s Get Checked (3) y CircleDNA, que venden equipos de análisis genéticos y de sangre para uso doméstico, se han apresurado a lanzar nuevas pruebas para el coronavirus.

La pandemia ha sido una oportunidad única para que las empresas tecnológicas se apoderen de las bases de datos sobre la salud de millones de personas, hasta ahora confidenciales y sujetas a cierto control legal y judicial.

La pandemia ha roto todas las costuras de los derechos y libertades fundamentales. Los modelos sanitarios de inteligencia artificial requieren acceder a enormes bases de datos para ser operativas y, en consecuencia, rentables. Los gobiernos necesitaban un pretexto para ponerlas a disposición de las empresas tecnológicas y ese momento acaba de llegar.

Palantir, una empresa de minería de datos creada por la CIA, que firma regularmente contratos multimillonarios con las instituciones públicas, se ha puesto a almacenar las bases de datos sanitarias de Gran Bretaña por el módico precio de una libra esterlina. Es un chollo por el que la empresa hubiera estado dispuesta a pagar mucho dinero.

Otra forma es que las empresas formen sus propias bases de datos sobre salud, obtenidas directamente de los pacientes y familiares. Google era muy consciente de ello cuando a finales del año pasado compró FitBit por 2.100 millones de dólares (4), y el director general de FitBit también era consciente de ello cuando dijo que lo importante son los datos (5).

Así se explican los interminables rebrotes. En muchos países las empresas tecnológicas van casa por casa para convencer a los vecinos de que se hagan las pruebas de coronavirus e incluso genéticas. La empresa 23andme, que se dedica a rastrear la genealogía de las personas basándose en su ADN, ganó varios millones de dólares vendiendo la información sanitaria y genética que había acumulado (6) a los gigantes farmacéuticos, a las aseguradoras y las empresas de biotecnología.

Una vez que los datos sobre la salud salen al mercado se pueden comercializar de muchas maneras diferentes, a pesar de que el fundamento científico de las previsiones sea absurdo (7).

Las aseguradoras compran la información para otorgar descuentos y deducciones en las pólizas, una especie de “seguro de enfermedad a la carta”.

Los datos genéticos en poder de empresas privadas se ponen a disposición de la policía (8), naturalmente sin el consentimiento de las personas afectadas, sin su conocimiento y vulnerando las leyes de confidencialidad de los historiales médicos y de protección de los datos personales.

A las empresas hay que sumar los rastreadores, los “gorrillas sanitarios” que siguen cada uno de nuestros movimientos con aplicaciones que han instalado en los móviles para “luchar” contra un virus cuya omnipresencia mediática es fundamental para justificar el entramado panóptico.

Cuando la izquierda domesticada y los defensores de los derechos humanos quieran reaccionar, será muy tarde. Su papel será el de siempre: echarse a llorar, lamentarse… “Yo no sabía”, “yo creía”, “tenía miedo al contagio”, “nadie me informó”…

(1) https://www.theguardian.com/business/2020/mar/13/johnson-urges-top-uk-tech-firms-to-join-coronavirus-fight
(2) https://www.washingtonpost.com/opinions/2020/05/21/why-are-we-trusting-company-with-ties-ice-intelligence-agencies-collect-our-health-information/
(3) https://www.letsgetchecked.com/articles/letsgetchecked-announces-new-two-parttest-for-coronavirus-to-help-frontlinehealthcare-workers-combat-covid-19/
(4) https://investor.fitbit.com/press/press-releases/press-release-details/2019/Fitbit-to-Be-Acquired-by-Google/default.aspx
(5) https://www.zdnet.com/article/fitbits-healthcare-unit-to-deliver-100-million-in-revenue-in-2019/
(6) https://www.forbes.com/sites/nicolemartin1/2018/12/05/how-dna-companies-like-ancestry-and-23andme-are-using-your-genetic-data/#715f18b96189
(7) https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC5945588/
(8) https://www.nytimes.com/2018/04/27/health/dna-privacy-golden-state-killer-genealogy.html

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.