Amancio Ortega, el benefactor, cobrará 647 millones de euros este lunes

Publicado:

Noticias populares

Inditex repartirá este lunes, 2 de noviembre, entre sus accionistas casi 1.090,82 millones de euros en concepto de dividendos, de los que su fundador y primer accionista, Amancio Ortega, ingresará 646,8 millones. Son mil millones menos que los 1.626 que cobró Ortega el año pasado, a través de las sociedades Pontegadea Inversiones y Partler, con las que controla un 59,294% del accionariado del grupo textil.

La multinacional coruñesa afrontará este año la retribución al accionista con un único pago, a razón de 0,35 euros por título, con cargo a los resultados de su ejercicio fiscal 2019 en un contexto marcado por la crisis sanitaria del Covid.

La hija de Amancio Ortega y su primera mujer Rosalía Mera, Sandra Ortega, posee el 5,053% de la firma por la herencia de su madre y cobrará este lunes en un único pago más de 55 millones de euros en dividendos de Inditex.

Luego dona para eludir impuestos una máquina a la seguridad social y el aparato mediático, que recibe dinero de sus empresas por publicidad, aplauden y no paran al explotador.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Un nuevo mundo

El “cine social”, es decir, el género cinematográfico que utiliza el cine como medio para la crítica y denuncia de problemáticas sociales, es, en el caso del cineasta francés Stéphane Brizé (Rennes, 1966), sobrecogedor y con una importante carga emocional. Es decir, es un cine en las antípodas de lo que nos suministra a dosis insufribles el cine comercial en general. Fue el caso en “La ley del mercado” (2015), una exploración del paro en Francia y de la crisis económica bajo el prisma de un obrero que sin trabajo acepta un puesto de vigilante en un supermercado. Es el caso igualmente de “En guerra” (2018), una impresionante incursión, cámara en mano, en una huelga de trabajadores contra el cierre de su fábrica. Y es finalmente lo que Brizé propone en su penúltimo filme, “Un nuevo mundo” (“Un autre monde,” en francés), y con el que concluye exitosamente su trilogía sobre el mundo del trabajo y el insaciable capitalismo. Dilatados argumentos como para que las páginas de Unidad y Lucha no queden indiferentes. Tres filmes, además, armados con guiones sin fisuras escritos por el propio Stephane Brizé y su fiel colaborador Olivier Gorce, e interpretados por el versátil Vincent Lindon, quien, con su rostro marcado por el paso del tiempo, expresa magníficamente en cada una de sus películas los más recónditos sentimientos del ser humano.

Le puede interesar: