Cuba al lado de Palestina en causa por la soberanía

26

Ibis Frade.— La Habana (Prensa Latina) Cuba se mantiene al lado de la causa de Palestina por su independencia y soberanía, apoya su reconocimiento como Estado y acoge a jóvenes de ese pueblo que vienen a estudiar a la nación caribeña.

Esta también ha sido la postura defendida por la mayor de las Antillas en foros internacionales y ante el mayor organismo de concertación política del mundo: Naciones Unidas.

De hecho, Cuba fue uno de los 13 países que se opuso a la división del territorio palestino, cuando en 1947, apenas unos años después de la creación de la ONU, hubo una votación sobre ese tema en la Asamblea General.

El Plan de Partición de Palestina se materializó luego con la aprobación de la resolución 181 de la ONU, que dio luz verde a la conformación del Estado de Israel.

Tal decisión, entre las más polémicas en la historia del organismo multilateral, desencadenó la primera guerra árabe-israelí y dio origen a uno de los conflictos más prolongados del Medio Oriente, que persiste hasta la actualidad.

Si bien desde hace 70 años existe un Estado de Israel, la creación y el reconocimiento del Estado de Palestina resulta uno de los temas pendientes de más larga data en Naciones Unidas y en el Consejo de Seguridad.

A partir del triunfo de la Revolución, en enero de 1959, la diplomacia cubana ha mantenido un irrestricto apoyo a la búsqueda de una solución amplia, justa y duradera al conflicto israelo-palestino, basada precisamente en la creación de dos Estados. El pasado 26 de octubre, en intervención enviada al Consejo de Seguridad, el representante permanente de Cuba ante la ONU, Pedro Luis Pedroso, demandó una solución justa al conflicto del Medio Oriente, que pasa por el ejercicio real del derecho inalienable del pueblo palestino a construir su propio Estado dentro de las fronteras anteriores a 1967 y con su capital en Jerusalén oriental.

Además, señaló, ello implica una actuación responsable de los Estados Unidos y el cese de la impunidad de los crímenes de Israel y su política de anexión.

El Gobierno de Tel Aviv continúa la ocupación del territorio palestino, sus políticas de anexión, el aumento de las prácticas y medidas ilegales y colonizadoras, incluida la construcción y expansión de asentamientos en el territorio palestino ocupado, detalló.

También siguen las demoliciones punitivas, las incautaciones de recursos a instituciones palestinas, el desplazamiento forzoso de cientos de civiles y el bloqueo de la Franja de Gaza, subrayó el embajador.

Ahora, en momentos en que la pandemia de Covid-19 cambia drásticamente la vida en todo el mundo y exige una respuesta basada en la solidaridad y la cooperación, Cuba llama a evitar cualquier acción que pueda conducir a un mayor deterioro de la estabilidad y la seguridad en esa región, en particular en el pueblo palestino.

La situación de esa comunidad empeora cada vez más, en medio de la pandemia, y la ocupación y el prolongado bloqueo de Tel Aviv.

El embajador cubano rechazó los intentos de Israel de anexar nuevos territorios de Cisjordania, lo cual constituye una amenaza para el futuro del Estado palestino tras largos años de negociación, en franca violación del Derecho Internacional y los derechos humanos.

Llamamos una vez más al Consejo de Seguridad a que cumpla la responsabilidad que le otorga la Carta de la ONU en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, y exija a Israel el fin inmediato y completo de todas sus políticas y prácticas colonizadoras, aseveró el diplomático.

Según destacó Pedroso, resulta preocupante que en este reciente período no se hayan adoptado medidas para poner fin a la agresión militar y ocupación israelí en territorio palestino, incluida Jerusalén Oriental, conforme a la resolución 2334 del Consejo de Seguridad.

Este organismo que debe velar por la seguridad internacional permanece en silencio mientras Israel consolida su política de expansión de los asentamientos ilegales en territorio palestino ocupado y amenaza con anexar tierras del Valle del Jordán y otras partes de Cisjordania y de Jerusalén Oriental, denunció.

Asimismo, el representante cubano rechazó el accionar de Estados Unidos cuyas medidas agresivas, unilaterales e injustificadas ‘vulneran severamente los intereses legítimos de las naciones árabes e islámicas y conllevan a una peligrosa escalada en la región’.

Cuba se opone al llamado ‘Acuerdo del siglo’, elaborado por el actual gobierno norteamericano, en el que se desconoce la solución de dos Estados, la cual cuenta con el respaldo histórico de Naciones Unidas, el Movimiento de Países No Alineados, la Liga de Estados Árabes, la Organización para la Cooperación Islámica y otros, dijo.

La acción unilateral de Washington de reconocer a Jerusalén como capital de Israel, de establecer su representación diplomática allí, así como de reconocer la soberanía de Tel Aviv sobre el Golán Sirio, constituyen violaciones de la Carta de la ONU, del Derecho Internacional y las resoluciones del Consejo de Seguridad, dijo.

Así enfatizó el representante permanente de Cuba ante Naciones Unidas y reafirmó la invariable solidaridad de su país con el Gobierno y el pueblo palestino.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.