Ucrania: nazismo en casa y en el frente

Noticias populares

¿Golpe de mano contra Erdogan?

Erdogan tendría como objetivo inequívoco la implementación del Estado Islamista-Erdoganista en el 2016, lo que supondría el finiquito del...

Pfizer y AstraZeneca consuman una de las mayores estafas a la Unión Europea a cuenta de las vacunas

Según el Wall Street Journal, la UE esperaba que estuvieran listas 100 millones de dosis de la vacuna durante...

*Nina Iscenko (ninaofterdingen.livejournal.com)

El martilleo ucraniano continúa sobre las zonas de Donbass. En la República Popular de Donetsk, que también fue golpeada ayer con morteros de 82 mm y 120 mm, áreas de Kominternovo y Leninskoe, en dirección a Mariupol, y Veséloe y Yakovlevka, en dirección a Donetsk.

En el interior, después de los desfiles en Kiev el 1 de enero pasado en honor a Stepan Bandera, que se han convertido en una tradición en Ucrania de golpe de los nazis, las protestas de Israel han sido acompañadas por las del embajador polaco en Ucrania, Bartosz Cichocki. Varsovia, junto con los Estados bálticos, es siempre la primera de la clase en equiparar el nazismo y el comunismo; pero, en este caso particular, los polacos todavía tienen el diente envenenado por las masacres perpetradas en 1943 y 1944 por OUN-UNA pro-Nazi también contra la población polaca de Volhynya. Evidentemente, si las pandillas de Stepan Bandera y Roman Shukhevic se hubieran limitado a masacrar comunistas, judíos, soldados soviéticos, Varsovia no habrían tenido nada de qué quejarse. Esta es la “moralidad proeuropea” de aquellos demócratas, que desconfían de decir una palabra sobre el terrorismo de Estado y las masacres que Kiev lleva llevando a cabo desde hace siete años contra una parte de su propia población, formalmente ucraniana: los habitantes ruso y rusoparlantes de Donbass.

Una parte que, como escribe en Novorosinform Alexei Toporov, dentro de la propia Ucrania está formada por “héroes solitarios, oponentes intimidados y burguesía somnolienta”, jóvenes rusos que no razonan según los planes gubernamentales en Kiev, se oponen a la guerra en Donbass y se ven disgustados por la rusofobia oficial; jóvenes que, desafiados al escuadrón neonazi, en Járkov, Odessa, Oitomir, Kiev, Ternopol, vierten pintura roja sobre los monumentos de Bandera, en la División SS “Galicina”, a los “héroes ucranianos” en Donbass. Jóvenes y mayores cuyo número está creciendo, a pesar de ser acosados en las redes sociales, golpeados, se hicieron arrodillarse para disculparse frente a las cámaras. Mientras que, por otro lado, el número de fanáticos de Bandera disminuye: en la procesión de la antorcha del 1 de enero en Kiev no había más de mil personas. “Cuando los “héroes de Donbass”, dice Toporov, que “hasta ayer estaban listos para destrozar a los “separatistas” y matar a los invasores rusos, se convierten en enemigos amargos del gobierno majdan, esto ya es un síntoma”: sólo recuerde los nombres de Ilya Kiva, Nadezhda Savcenko, Alexandr Medinsky.

Muchos “todavía duermen”, escribe Toporov, “muchos se están despertando; pero muchos ya se han despertado, incluso si tienen miedo de hablar. Por otro lado, algunos no tienen miedo; incluso después del asesinato de Oles Buzina, Oleg Kalashnikov, Pavel Sheremet, la extraña muerte de Irina Berezhnaya, los no menos extraños suicidios de Sergei Val’ter, Mikhail Cecetov, Stanislav Melnik, Alexandr Peklushenko, Kirill Arbatov’ ; aquí están Elena Berezhnaya, la madre de Irina, el bloguero Alexandr Semcenko, los periodistas Maks Nazarov, Ruslan Kotsaba, Dmitry Skvortsov, la abogada y bloguera Tatjana Montjan, la bloguera y músico Tarik Nezale-ko, la activista y bloguera Victoria, la presentadora de televisión Sne-ana Egorova. Y esto no es más que una lista incompleta de “gente brillante y valiente” que habla “contra la guerra y en defensa de la lengua rusa, contra el olvido de los héroes de la Gran Guerra Patria, contra la persecución de los símbolos soviéticos”. Ahora, concluye Toporov, “es necesario despertar a aquellos que aún no se han despertado. Y dar fuerza a los que están despiertos, pero tienen miedo.

Un optimismo similar también parece ser compartido por Andrei Ganzha quien, en vista de la entrada en vigor, el 16 de enero, del artículo 30 de la ley que proclama la lengua estatal ucraniana, escribe en iarex.ru de la “catástrofe de los homo legens ucranianos”, señalando que “por el momento, la tendencia dominante de la lengua rusa en la sociedad ucraniana no puede ser “doblada”. Pero lo que no se dobla, tratas de romperlo”. Artículo 30, que es un par con Art. 26, que obliga al idioma estatal en la publicación y distribución, e impone el 50% de todas las publicaciones en Ucrania. Una editorial que sufre de escasez de títulos extranjeros, con ediciones rusas, por ejemplo, pasando de 14.500 títulos en 2018, a 4.300 en 2019 y 2.900 en 2020.

Así es como la agencia de investigación “Info Sapiens” consultó una muestra de 2.100 adultos y 1.800 niños y jóvenes, divididos por grupo de edad. Mientras que en 2018 el 11% de los adultos reportaron libros de lectura todos los días, en 2020 eran sólo el 8%; El 34% de los ucranianos tomaba un libro en sus manos al menos una vez al año; mientras que el 38% de los hombres y el 28% de las mujeres no leen nada. Entre los niños “leyendo”, el 57% lo hace porque son forzados. En cuanto al idioma: en 2020 32% (+8% en comparación con 2018) de lectores prefieren libros en ucraniano y 27% (-1% en comparación con 2018) en ruso, aunque, para la escoria de los nacionalistas ávidos, hasta el 41% dijeron que no dan ninguna importancia al idioma en el que leen.

Y este siempre ha sido así, argumenta Ganzha, recordando cómo, en 2008, el Instituto “Gallup” llevó a cabo una encuesta sobre la actitud hacia la lengua rusa en los países postsoviéticos y cómo en Ucrania el 83% había expresado su opinión para el ruso. “Y, a juzgar por las preferencias de idioma en el segmento ucraniano de Google, la situación no ha cambiado”. Por lo tanto, el aumento de los lectores de libros ucranianos “en los últimos dos años se puede explicar por la ausencia de un mecanismo de selección de libros. Esto, incluso en la encuesta “Info Sapiens”, se conoce como uno de los principales obstáculos para la lectura. Esto significa que, en realidad, es sólo el “Gobierno ucraniano el que está haciendo todo lo posible para excluir a los lectores de la producción rusa y mundial de libros”.

Más que lógico, añadimos por nuestra parte, en un escenario en el que la “autarquía intelectual”, el “nacionalismo cultural” y la subcultura del avance sirven para tratar de inculcar en la mente, como las únicas “verdades” permitidas: la “agresión rusa” fantasma, la glorificación de las “obras” de los colaboradores pro-nazis, la exaltación de la guerra permanente y el terrorismo contra una parte de su propia población. Un intento, el del Gobierno ucraniano, que tal vez, afortunadamente, no está exento de sus oponentes, a juzgar por las notas de Alexei Toporov y Andrey Ganzha. Un intento del Gobierno ucraniano de excluir al pueblo de Donbass “del órgano judicial” y de garantizar que todo el “pueblo ucraniano” esté de acuerdo en ello, que, afortunadamente, no recibe todo el apoyo de los ucranianos y que hace que la escritora Nina Sergeevna Ishcenko -cuyo discurso nos reproduzcamos a continuación en su totalidad- diga que el “pueblo de Donbass no pierde la esperanza de que en Ucrania, a pesar de la propaganda nazi y su proselitoísmo incluso más allá de las fronteras nacionales, las fuerzas surjan capaces de operar” para la “humanización de la zona cultural común y pacífica”.

En conclusión, sólo podemos ver que el odio del que habla Nina no es una categoría abstracta, sino que tiene un contenido de clase concreto y, en este caso, también está alimentado por intereses geopolíticos internacionales específicos.

—————————————————————–

Nina Sergeyevna Ishchenko (nacida en Lugansk en 1978), estudiante de doctorado en filosofía experto en ciencias culturales; crítica literaria; editora del sitio de información cultural “Oduvancik”; autora de numerosos libros sobre la crítica literaria, filosófica y actual; Profesora Asociada del Departamento de Arte De Música Pop en la Academia Estatal de Arte y Cultura de Lugansk “Matusovsky” (República Popular de Lugansk). Blog: ninaofterdingen.livejournal.com; Telegram: https://t.me/ninaofterdingen/

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: