Un Guerrerista es el Secretario de Defensa Nombrado por Biden

Publicado:

Noticias populares

Cualquier desprevenido podría pensar que Biden nombró Secretario de Defensa de EU al negro Lloyd Austin para reivindicar los derechos de los afroamericanos. ¡Qué lejos está de la verdad!

Con este nombramiento, Biden deslíe sus promesas electorales de proteger la paz y promover el fin de la guerra de Arabia Saudita contra Yemen.

En realidad Lloyd Austin es un reaccionario y representante del imperialismo, un guerrerista de carrera y un sanguinario a la carrera.

De acuerdo con datos compilados por Wikipedia, Lloyd Austin en su actividad dirigente militar, deja una estela de sangre que a nivel internacional inicia con el cargo de Asistente del Comandante de División de Maniobras, con la cual por sus actos sanguinarios en la invasión de Irak, en marzo de 2003 fue condecorado con la Estrella de Plata. En los siguientes dos años, Austin fue el Comandante de la Fuerza de Tarea Conjunta Combinada 180 en la guerra de agresión a Afganistán. En febrero de 2008 al mando del Cuerpo Multinacional – Irak, Lloyd Austin dirigió una coalición en la guerra de agresión imperialista a ese país árabe, por lo cual en reconocimiento a su actuación sanguinaria fue ascendido a Director del Estado Mayor Conjunto en agosto de 2009. En septiembre de 2010, Austin asumió la Comandancia General de las Fuerzas de EU – Irak, desde donde defendió la permanencia e incremento de las fuerzas invasoras, regresando a EU en diciembre de 2011, donde asumió el cargo de Vicejefe del Estado Mayor del Ejército de los EU en enero de 2012, para luego convertirse en el Comandante del Comando Central de EU en marzo de 2013 apadrinado por el entonces Presidente Obama y su Vicepresidente Joe Biden. Desde el Comando Central, Lloyd Austin dirigió nuevas agresiones imperialistas a Irak y Siria, hasta abril de 2016 cuando finalizó su carrera militar guerrerista, para participar en las Juntas Directivas de empresas privadas, en las cuales se destaca Raytheon Technologies Corporation, el segundo más grande monopolio estadounidense dedicado a la fabricación de armamento y uno de los privilegiados contratistas militares en los últimos gobiernos de EU.

Raytheon Technologies Corporation, el monopolio imperialista que ahora cuenta con el respaldo del Secretario de Defensa de EU, Lloyd Austin, es precisamente, el principal proveedor del armamento aéreo y terrestre, con el cual el régimen pro yanqui de los jeques de Arabia Saudita, desde el 2015 ha llevado muerte y destrucción al pueblo de Yemen, en otra absurda, injusta y reaccionaria guerra local, respaldada por el imperialismo yanqui para apuntalar su dominio regional en disputa con idénticos intereses del imperialismo ruso a través de su lugarteniente regional, el régimen de los ayatolas iraníes.

Al lado de la avidez política y militar yanqui en la guerra saudí contra Yemen, va el interés de la ganancia en el negocio de las bombas, misiles, aviones, carros de combate… donde el gran favorecido sigue siendo Raytheon Technologies Corporation. En un teatro así, de lucha por esa importante esfera de influencia y de jugosa ganancia en la industria armamentista, no se avista el plan de paz prometido por Biden, salvo que progrese la resistencia yemení para expulsar a los agresores.

He ahí al guerrista Lloyd Austin, el carnicero Secretario de Defensa designado por Biden para cumplir su plan de “paz”. He ahí el verdadero rostro imperialista tras el antifaz pacifista de Biden.

La revelación del alma podrida guerrerista de Biden, llena de regocijo a la burguesía imperialista y a sus socios y lacayos regímenes reaccionarios de los países oprimidos.

La investidura del carnicero Lloyd Austin como Secretario de Estado, es a su vez un tremendo desplante a los reformistas del mundo que le compraron a Biden “carne de perro en piel de cordero”. Ahí está genuino su héroe demócrata, su esperanza para la paz.

La designación del sanguinario Lloyd Austin, corrobora la veracidad de la denuncia hecha por los revolucionarios a Biden: ¡Su elección no cambiará el carácter del imperialismo yanqui! Este nuevo desafío de Biden y los imperialistas, es un motivo más para unir a los proletarios, países pueblos y naciones oprimidos del mundo en una sola la lucha internacional a muerte contra todo imperialismo. ¡El capitalismo imperialista perecerá derrotado por la Revolución Proletaria Mundial! ¡El futuro es del socialismo!

1 COMENTARIO

  1. O deep state americano não estava confortável com trump, por isso roubou as eleições e colocou um dócil lacaio para tentar recuperar a liderança mundial pela força e pela guerra.

    O facto de colocar um criminoso de guerra à frente do pentagono, mostra o caminho que biden vai seguir para voltar ao mundo unipolar americano.

    Já o facto desse criminoso de guerra ser de raça negra, vem mostrar que as politicas de classe se sobrepõem às politicas identitárias. Branco ou preto o importante é a classe que ele vai servir. E não vai servir a classe operária ou a população americana, mas sim o complexo militar industrial que vive da guerra.

    Só que o Austin na sua ânsia de servir o amo, no entusiasmo de receber o reconhecimento dos seus chefes brancos, vai cometer um erro de anacronismo. É que o tempo e a história não recuam, só avançam, e a america de há 5 anos atrás já não existe. Agora a insubmissao da russia china e irão é indomável. Depois da Síria nada será como foi.

    Como é que o pobre do Austin vai justificar ao amo que a china tem superioridade económica, que a russia tem superioridade militar, e que o Irão tem superioridade moral? Ainda vai despedido. Aliás basta a Coreia para travar os pesadelos hegemonicos da elite imperialista.

    O roubo das eleições americanas teve um senão, que foi dividir a america entre duas facções incompatíveis, 70 milhões de pessoas dum lado contra 70 milhões de fantasmas do outro, e como se sabe os fantasmas não existem. Por isso abre-se a perspectiva duma guerra civil entre o povo americano e a elite apoiada por fantasmas. E vai ganhar o povo americano, isso é certo, mesmo que o lacaio Austin ponha o exército na rua.

    Assim a pseudo vitória de biden está transformada num grande problema para o povo americano, que vai cair na guerra civil, e num grande problema para o mundo em geral que vai lidar com novas guerras. Não é uma vitória feliz, alegre, benfazeja, admirável ou esperançosa, mas um passo definitivo para a escuridão das trevas, a guerra e a morte. Em vez de prosperidade só acelera o fim do imperialismo, mas a que preço? Guerra e mortes.

    Maldito Austin que devia ter sido atropelado por um trator lá na roça onde nasceu puro, em vez de se tornar num criminoso de guerra, com o pior para vir.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: