KOLITZA. La lucha de clases como motor y contenido de la historia en todos los grandes interrogantes

Publicado:

Noticias populares

Escucho a Arnaldo Otegi, citando a Juan Jose Etxabe; según el cual, dentro de 200 años seguirá habiendo lucha de clases, pero Euskal Herria habrá desaparecido. Palabras ‘profundas’, según Otegi. El estrecho campo de visión nacionalista, es incapaz de ver o preocuparse de que si en 200 años no ha cuajado la Revolución Socialista Mundial, la raza humana en un alto grado de probabilidad se habrá extinguido. Pues, según nuestros políticos idealistas, lo preocupante será que se habrá difuminado nuestra ‘identidad’ vasca. Están tan pegados al tacticismo de asaltar el gobierno vasco, elaborando sin cesar discurso mítico desprovisto de profundidad, que se preocupan por la posibilidad de la pérdida de uno entre mil atributos de la humanidad (idioma e identidad vascas), cuando lo que está en riesgo es el mismo sujeto general humano.

Crear discurso mítico, discurso falso, discurso que evade las cuestiones substantivas porque no son capaces de captar adhesiones mayoritarias de la conciencia espontánea, es condenarse a la nada, condenarse a ser la repetición organizativa del mismo patrón de administración de lo dado, de la barbarie organizada sobre la base de la acumulación capitalista. Sin teoría revolucionaria no hay práctica revolucionaria. En el idealismo nacionalista no hay lugar sino para el mito y las ensoñaciones de ejecutar la revolución burguesa vasca, una etérea república vasca, concepto de ‘revolución burguesa’ que caducó en Europa a principios del siglo XX, y que nuestros políticos tacticistas quieren rescatar para viajar a ninguna parte, mientras la barbarie avanza a grandes zancadas poniendo en riesgo todo futuro posible.

Afortunadamente, una nueva generación de lucha de clases en Euskal Herria está entronizando de nuevo el racionalismo político en su programa, abandonando la política del mito, observando los hechos empíricos, proyectando análisis con los indicadores fundamentales, y adecuando la estrategia a los grandes interrogantes y desafíos actuales. Una generación que ha fulminado el etapismo y el mito nacionalista, estableciendo la lucha de clases como motor y contenido de la historia en todos los grandes interrogantes, incluida la cuestión nacional.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: