18 de marzo. 150 años del primer gobierno obrero de la historia: La Comuna de París

Publicado:

Desde aquí llamamos a quiénes sienten la necesidad acuciante de desenterrar nuestra historia, oculta bajo las losas del silencio y de la mentira

Noticias populares

La actualidad de la Comuna

Comité 150 aniversario de la Comuna.

En el día de hoy, hace 150 años, el fantasma anunciado en el Manifiesto del Partido Comunista, empezó a tomar cuerpo.

En medio del asedio de las tropas prusianas, con el hambre invadiendo las casas de la clase obrera, cuando la reacción capitaneada por Thiers pretendió desarmar al pueblo de París, éste lo impidió. Como en otras revoluciones, como en Petrogrado en febrero de 1917, las mujeres tomaron la iniciativa. Aquí con sus cuerpos, literalmente arrojados a los pies de los cañones, las mujeres obreras defendieron las armas del pueblo. Ocuparon Hôtel de Ville que se convirtió en sede de la Comuna, sobre el que ondeó por primera vez la bandera roja, símbolo de la «República Universal».

En momentos como los actuales en los que millones de personas ven con desesperación su futuro y se agita con más fuerza el señuelo del espejismo electoral, es preciso – más que nunca – separar las ilusiones de la realidad.

A ese objetivo pretende servir el Comité 150 aniversario de la Comuna, que hoy presenta sus Jornadas en la parroquia obrera de S. Carlos Borromeo de Vallecas, Se propone analizar a lo largo de este año, qué hizo la Comuna de París durante sus dos meses de vida, en qué consiste exactamente el gobierno del pueblo y en definitiva a qué aplicó Marx la frase de «asaltar los cielos» que desde planteamientos postmodernos se ha ha pretendido prostituir.

Los primeros decretos de la Comuna apuntaron directamente al Estado: la abolición del ejército y la policía para sustituirlos por el pueblo armado, junto a la elegibilidad y, sobre todo, la revocabilidad de todos los cargos públicos y funcionarios, incluidos los jueces, por supuesto. Se separó la Iglesia del Estado y todos sus bienes fueron confiscados.

Además abolieron todos los gastos de representación y privilegios de diputados y altos funcionarios y en un artículo único su salario máximo quedó reducido al salario medio de un obrero. Así de simples, así de claras hace la clase obrera las cosas. Esa brillante imagen, ¿hará sonrojar a alguien en las estructuras de poder?

Otro decreto, considerando la vivienda un bien de primera necesidad se condonaron las deudas por impago de alquileres y hospedajes. ¿Algún gobernante o gobernanta con un poco de dignidad podrá dormir tranquilo mientras los bancos poseen tres millones de viviendas vacías y se sigue desahuciando a millares de personas que al desastre del despido, añaden el desahucio y el hambre?

Un ejemplo más, ante la imposibilidad de reflejar aquí todos. Considerando que los juegos de azar son «inmorales» y «conducen a todos los vicios y hasta el crimen» la Comuna prohibió todos los juegos de azar y se clausuraron todas las casas de apuestas, encargando de la ejecución de este decreto a la milicia nacional. Que desde un ministerio que tiene este asunto como competencia fundamental sonroja que no se haya hecho más que emitir un decreto que aún no ha entrado en vigor, para restringir los horarios de publicidad de las casas de juego y mientras las apuestas por internet crecen exponencialmente. Especialmente en los barrios obreros, donde proliferan escandalosamente las casas de juego, cada vez más voces señalan que la situación recuerda a la penetración masiva de la droga en los años 80 que indudablemente pretendía aniquilar la rebeldía de la juventud.

Escrita a fuego en el código genético de la Comuna está el protagonismo de las mujeres trabajadoras en todos y cada uno de los avatares de la experiencia revolucionaria, erigida sobre la conciencia obrera y la fuerza creciente de las organizaciones de mujeres en la Asociación Internacional de Trabajadores. Las huelgas protagonizadas por ellas, así como el Manifiesto llamando a la juventud a desertar de la guerra de los burgueses, explican su papel decisivo en la defensa de la Comuna, que pagaron con su sangre, junto a sus compañeros.

El París revolucionario desplegó para siempre el internacionalismo como seña de identidad del proletariado mundial y lo hizo, afirmando su universalidad, eligiendo a trabajadores de otros países como diputados o como jefes de la Guardia Nacional y sustituyendo, emblemáticamente, la bandera tricolor por la bandera roja.

El sello indeleble de su vocación de traspasar fronteras lo muestra el hecho de que fueran combatientes de la Comuna los autores, tanto de la letra, como de la música de La Internacional. En palabras de Marx: «La Comuna anexionó a Francia los obreros del mundo entero».

En definitiva, la conmemoración del 150 aniversario de la Comuna no puede ser un mero homenaje, sino un reconocimiento de las tareas pendientes y un programa de lucha.

Quienes cayeron luchando en las barricadas o bajo el fuego de los fusiles en el cementerio Pére Lachaise nos convocan porque inauguraron los intentos revolucionarios de colocar al ser humano en el centro de la Historia, porque necesitamos comparar lo que ellos y ellas hicieron con la situación que tenemos ahora, y porque aprender de sus logros y de sus errores, de esta y de otras revoluciones, nos es imprescindible para situar nuestras tareas aquí y ahora.

A lo largo de este año intentaremos desentrañar la experiencia de la Comuna, compararla con lo que vivimos ahora e identificar también los errores que le impidieron triunfar.

Desde aquí llamamos a quiénes sienten la necesidad acuciante de desenterrar nuestra historia, oculta bajo las losas del silencio y de la mentira, para impedir que el señuelo del electoralismo nos siga impidiendo descubrir nuestra identidad de clase y afrontar las tareas que nos esperan aquí y ahora. En definitiva, para sentirnos dignos herederos y herederas de quienes hicieron la Comuna y de quienes nos han precedido.

Hoy jueves, 18 de marzo, a las 19.30, en la Parroquia S. Carlos Borromeo (cercanías Entrevías) presentación de las Jornadas 150 aniversario de la Comuna de París.

También podréis seguir el acto en streaming desde nuestro canal de YouTube.

Puedes seguirlo en este link: https://t.co/IxeQXf5661

Todos los materiales escritos y audiovisuales de elaboración propia y otros materiales seleccionados, así como los arreglo de la partitura de La internacional que será interpretada en vivo por músicxs profesionales, están a disposición de aquellas personas u organizaciones que deseen realizar actividades semejantes a las nuestras.

Contacto: comite150lacomuna@gmail.com

Fotos y dibujos en este enlace de wikipedia:

https://es.wikipedia.org/wiki/Comuna_de_Par%C3%ADs#/media/Archivo:Communecannon.jpg

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias