Los zarpazos del tirano

Publicado:

El régimen en su vano intento por sofocar el descontento social hace la guerra sucia contra los manifestantes y sus líderes, pese a la represión y la estigmatización de las protestas continúan buscando cambios y transformaciones sociales.

Noticias populares

Tras 12 días de Paro Nacional y desarrollo de múltiples manifestaciones populares el Gobierno solo ha respondido violentamente a través de fuerza extrema y desmedida, lo que ha ocasionado el rechazo de organismos internacionales, Estados y personalidades que instan al Gobierno a cesar la violencia contra la población.

 

Las organizaciones defensoras de Derechos Humanos (DDHH) Indepaz, Temblores Ong, Defender la Libertad y Francisco Isaías Cifuentes, presentaron un Informe sobre la situación de DDHH en el transcurso del Paro Nacional, que hasta el 8 de mayo deja 1.876 crímenes cometidos por las Fuerzas Armadas (FFAA), mayoritariamente perpetradas por la Policía militarizada del Esmad en 356 intervenciones violentas, que dejó 47 personas asesinadas, 278 heridos entre ellos 33 defensores de DDHH, 28 lesiones oculares graves, 548 víctimas de desaparición forzada, 963 detenciones arbitrarias y 12 casos de violencia sexual [1].

Los asesinatos de los manifestantes los han perpetrado en Valle del Cauca (36), Cundinamarca (3), Risaralda (3), Bogotá (2), Tolima (1), Santander 1 y Medellín (1); además, existen constantes denuncias documentadas de infiltración por parte de las FFAA, estigmatización, censura por parte de las empresas de las redes sociales, y cortes de energía e internet en sitios críticos y específicos como Pereira y Cali.

Un vocero de Temblores ONG afirma que “lo que se refleja en el Paro Nacional actual es la práctica sostenida de las FFAA de cometer Crímenes de Lesa Humanidad contra la población” [2].

Erika Guevara Rosas Directora para las Américas de Amnistía Internacional enfatizó que “el descontento de la población por medidas económicas no debe ser calificado como vandalismo y terrorismo, como lo ha hecho el presidente Iván Duque, y ser utilizado como excusa para reprimir violentamente” [3].

En el mismo sentido la Presidencia y el Secretariado general del Tribunal Permanente de los Pueblos aseguran que, “estos hechos son una muestra más de la actitud de intolerancia del Estado colombiano hacia un sector significativo de la sociedad, que lleva décadas pidiendo la paz con justicia social” [4].

Gasean de día y matan de noche

Yovani Laguna era educador en la Escuela de la vereda Las Lomas en San Miguel, Putumayo, donde lideraba programas para el mejoramiento de las escuelas de las veredas La Ceiba y Las Lomas, fue asesinado el Primero de mayo en el casco urbano de San Miguel.

En la vereda Río Grande en el municipio de Restrepo, Valle del Cauca, el 2 de mayo narcoparamilitares del Clan del Golfo perpetraron una masacre que dejó 6 víctimas fatales, entre ellas un menor de 15 años edad y un adulto mayor de 70 años.

Beatriz Moreno Mosquera era educadora y representante del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Valle (Sutev), el 3 de mayo fue encontrada sin vida y con señales de tortura cerca de Ladrilleros en Buenaventura, Valle del Cauca.

Fernando Jaramillo es integrante de la Mesa Ambiental de Jericó y el suroeste antioqueño que se opone al proyecto minero de Quebradona de AngloGold Ashanti, el 4 de mayo cuando salía de una reunión ambiental del municipio fue víctima de un atentado que lo dejó herido.

Brahian Gabriel Rojas López fue desaparecido el 28 de abril en el ataque con disparos realizado por el Esmad, contra la movilización en el sector La Arenera de La Virginia en Risaralda; su cuerpo sin vida fue hallado en el río Cauca el 5 de mayo junto a otra persona sin identificar.

Elvis Vivas de 24 años, el Primero de mayo estaba en la movilización en el barrio El Sosiego de Madrid, Cundinamarca, cuando fueron atacados con armas de fuego por la Policía militarizada, el joven fue capturado arbitrariamente y trasladado a la Subestación de Policía, donde lo torturaron y le ocasionaron un trauma craneoencefálico que le causó la muerte el 8 mayo.

Dylan Barbosa activista, gestor cultural y representante del Hip Hop en el grupo Masai Ban Go, en la madrugada del 8 de mayo la Policía lo asesinó atropellándolo con una tanqueta en la avenida Primero de Mayo con avenida Villavicencio, en el sur de Bogotá.

Giovanni Yule, Mayor y dinamizador del Consejo Regional Indígena del Cauca (Cric) denunció que el 9 de mayo sujetos armados de civil escoltados por la Policía dispararon contra la Guardia Indígena que prestaba seguridad a los jóvenes en el Punto de Resistencia en La Luna en Cali, que dejó a 8 indígenas heridos.

______

[1] Cifras de violencia policial en el Paro Nacional. Indepaz y Temblores ONG, 8-05-2021.

[2] Temblores ONG, la organización que ha documentado la violencia policial en Colombia. Agencia Anadolu, 6-05-2021.

[3] Amnistía Internacional denuncia la respuesta militarizada y represión policial de las manifestaciones. Amnesty, 04-06-2021.

[4] El Tribunal Permanente de los Pueblos expresa preocupación ante la grave situación en Colombia. Permanent Peoples Tribunal, 08-05-2021.

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias