Intervención del PCPE en el encuentro de Partidos Comunistas en Donetsk (8/5/21)

Publicado:

Noticias populares

Camaradas, es para nosotros un honor el poder celebrar con todos ustedes esta reunión, la que por las exigencias de la situación ocasionada por la COVID-19, nos vemos obligados a realizar por este medio. Expresamos nuestra convicción de que en fechas no muy lejanas podamos vernos presencialmente.

 

El PCPE ratifica las conclusiones de su reciente XI Congreso, en el sentido de considerar que la crisis estructural en la que se encuentra el capitalismo, no es debido a la propagación del virus. Esta penúltima crisis del sistema capitalista -sistema que ya nada tiene que ofrecer a la Humanidad – es debida a un modelo de producción anárquico que tiene como principal motor la producción de mercancía de consumo, lo que acarrea una saturación de los mercados que el capital necesita producir y comerciar sin freno para garantizar su necesaria tasa de ganancia.

Este modelo de superproducción ha llegado a su límite final. Llegado a este estadio donde el capital no encuentra salida en la concurrencia en los mercados a su profunda situación de crisis, para recuperar su decreciente tasa de ganancias, tiene que implementar toda una serie de medidas que ya no son aplicables al valor de la mercancía. Estas medidas están dirigidas a incrementar la extracción de plusvalía del trabajo de obreras y obreros, que conlleva la destrucción de fuerzas productivas que, en el terreno de lo cotidiano, se plasma en reducción drástica de las plantillas, incremento de los ritmos de trabajo, prolongación de las horas trabajadas por un mismo salario, millones de horas trabajadas sin ser pagadas…, situando la desvalorización de la fuerza de trabajo en las espaldas de millones de obreras y obreros obligados a venderla por debajo de lo necesario para la reproducción y producción del propio sistema.

Crisis de producción que arrastra a todas las superestructuras del estado capitalista, que, en defensa de sus ilegítimos intereses, son usadas en contra de la clase obrera y capas populares. De esta forma, los gobiernos al servicio del capital, y como gestores del mismo, aprueban y ponen a disposición de éste, toda una batería de leyes con las que se oprime y reprime al pueblo trabajador. Por ello, hoy volvemos a encontrarnos con una situación política que debemos considerar como muy peligrosa. Alimentado y alentado por el estado burgués, en algunas de sus capas sociales que padecen también las consecuencias de la crisis capitalista, se está generando una clara fascistización que está siendo usado por el capital en determinados espacios para que la correlación de fuerzas en la lucha de clase le sea favorable.

Otra necesidad que el capital tiene como forma de intentar superar la crisis, es la de apropiarse de todas las fuentes y recursos naturales que aun hoy le son ajenos en la titularidad. Esta carrera por apropiarse de los recursos naturales y energéticos en una abierta pugna entre potencias capitalistas, se ejecuta violentamente contra estados soberanos que transitan en procesos de liberación del yugo imperialista. Estados que, por su situación geográfica, cuentan con riquezas minerales y energéticas codiciadas por el capitalismo, situación que pone en manifiesto peligro de confrontación bélica a quienes no se dejan manosear o explotar por el capital. Instrumentos como los bloqueos y sanciones ilegales, son empleados por el imperialismo contra los pueblos que osan defender su soberanía.

Quizás no exageramos cuando decimos que hoy la Humanidad está en un alto peligro de ser exterminada por la voracidad del capital. La actual correlación de fuerzas de los diferentes polos de poder capitalista, mantienen más tensión geopolítica que en la llamada Guerra fría. El desplazamiento o derrota parcial de los EE.UU y sus satélites en la hegemonía mundial, nos arrastra a un escenario de tensión que, como única salida, podría desembocar en una confrontación bélica sin parangón.

Camaradas es esta situación de profunda crisis del capitalismo la que ocasiona que se estén produciendo situaciones como las que se vive en Ucrania desde el 2014. Como ya hemos indicado, un efecto es la fascistización de determinados sectores de la sociedad, que es algo que el capital en este periodo histórico vuelve a necesitar para salvaguardar sus intereses.

Consideramos que es necesario la puesta en marcha de un frente antiimperialista mundial desde el que los partidos y organizaciones revolucionarias hagan frente común al capitalismo en sus formas políticas-económicas y militares. Frente, desde el que como ya sucediera en los años 30 del siglo XX, sabedores de que el capital no dudará en hacer uso de las formas más criminales, lo estructuremos con garantías de victoria. Frente desde el que poder frenar a la bestia fascista que, en este momento histórico, vuelve a ser nuevamente despertada.

El nacimiento de la República Popular de Donetsk a la que desde un principio el PCPE consideró legitima y soberana y el intento por parte del gobierno ilegitimo de Ucrania al servicio del imperialismo de anexionarse a ésta como a la República Popular de Lugansk, es otro motivo para que el frente antiimperialista sea una auténtica necesidad.

El PCPE mantiene unas relaciones de camaradería internacionalista con el Partido Comunista de la República Popular de Donetsk que se están desarrollando a pesar de las limitaciones que impone la pandemia de la COVID-19. Salvando las dificultades que la situación de guerra ocasiona, por invitación de los camaradas, pudimos asistir en el año 2019 a la celebración del Día de la Victoria, lo que intensificó la relación fraternal entre los dos partidos. Relaciones de camaradería que compartimos con otros partidos presentes en esta conferencia con los que recientemente establecimos una estrecha colaboración de producción literaria en el Bicentenario de Federico Engels y en el 150 Aniversario de la Comuna de París.

El PCPE saluda esta iniciativa de los camaradas y celebramos el que hayamos podido estar hoy junto a ustedes conmemorando la victoria del Comunismo ante la bestia fascista-hitleriana que alimentada por el capitalismo intentó destruir al estado soviético y someter a la tiranía a toda la Humanidad.

Les trasmitimos afectuoso saludo de nuestro Secretario General Julio Diaz, con el deseo de que en lo más breve posible podamos volver a encontrarnos con todos ustedes y dar inicio al Frente Mundial Antiimperialista.

Reciban todos un fraternal, internacionalista y revolucionario saludo.

Fuente: wpered.su

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: