Promesas que no presagian nada bueno

Publicado:

Noticias populares

El supuesto uso, por primera vez en el frente, de los drones turcos Bayraktar por parte de Ucrania ha sido una de las principales noticias de esta última semana. A esa explosión para destruir artillería de la RPD le han seguido toda una serie de declaraciones que han embarrado aún más en el frente político y diplomático, una situación que ha empeorado notablemente en el frente militar al margen de ese ataque. Ucrania se ha jactado del uso de drones Bayraktar en el frente, ha negado su uso y finalmente, en boca del Ministro de Asuntos Exteriores Kuleba, ha alegado que tal uso no viola los acuerdos de Minsk y que el uso de drones es notificado previamente a la OSCE.

Teniendo en cuenta que el alto el fuego es el principal punto de la parte militar de los acuerdos de Minsk, que prohíben también en uso de todo dron que no pertenezca a la Misión Especial de Monitorización de la OSCE, las afirmaciones de Kuleba no solo contradicen los acuerdos de paz, sino que parecen una burla abierta al proceso de Minsk y a cualquier intento de lograr un alto el fuego en Donbass. Todo ello, eso sí, siempre en nombre del proceso de Minsk, que Ucrania dice defender y al que dice adherirse estrictamente.

A esas declaraciones se suman las manifestaciones de Oleskiy Arestovich, una de las voces más beligerantes de la parte ucraniana y portavoz de la delegación ucraniana en el Grupo de Contacto de Minsk, que ha querido añadir más leña al fuego a base de amenazas tanto a la RPD/RPL como a Moscú.

Así lo recogía ayer Antifahist:

Tras el uso de drones turcos de reconocimiento y ataque Bayraktar TB2 por parte de las Fuerzas Armadas de Ucrania, irán a Donbass los Javelin. El jefe del Pentágono ha dado el visto bueno para el uso de dichos misiles estadounidenses en Donbass.

Es lo que alegó Oleskiy Arestovich, representante de la delegación ucraniana en el Grupo de Contacto para Donbass y asesor del jefe de la Oficina del Presidente, en una aparición en el programa Politeka, imágenes que se publicaron también en su canal de YouTube.

“Desde anteayer, cualquier intento de violar los acuerdos de Minsk y el régimen de alto el fuego será siempre bajo amenaza de que un Bayraktar vaya a llegar del lado ucraniano. Además, han llegado al frente los Javelin, que durante mucho tiempo no hemos usado por lo que, según el acuerdo con el lado americano, los hemos guardado hasta que el conflicto se desarrollara completamente”, afirmó Arestovich.

Según el delegado de Ucrania en las conversaciones de Minsk, las Fuerzas Armadas de Ucrania han recibido permiso de Estados Unidos para utilizar los sistemas antitanque a raíz de la visita a Ucrania del Secretario de Defensa de Estados Unidos Lloyd Austin. “El hecho es que su uso siempre es un riesgo, porque cuando los usas, su equipamiento se quemará y las torres volarán, pero también tendrán información sobre el funcionamiento de estas armas. Pero, por otra parte, ya se han usado tantas veces en Siria que los rusos habrán obtenido esos datos, por lo que, aparentemente, han decidido que el lado ucraniano los puede usar”, alegó.

Arestovich afirmó que la Oficina del Presidente insistió en que los Javelin “harán volar equipamiento si se comporta mal”. “Bueno, ahora quiere decir que los Javelin volarán a Moscú si se portan mal allí. Que no amenacen a Ucrania, especialmente con matarnos, porque entonces habrá bum-bum”, prometió.

Hay que recordar que el Pentágono, que ya suministra armas letales a Ucrania, ha apelado a sus socios y aliados a levantar las restricciones de suministro de armas a Kiev.

No se puede decir que haya nada especialmente novedoso en las declaraciones de Arestovich, que desde hace un tiempo busca convertirse en portavoz de la parte más radical del establishment ucraniano, que sigue soñando con la solución militar a la situación en Donbass. Más allá del uso de drones Bayraktar o de la amenaza de uso de misiles antitanque Javelin, es importante recordar que el actual empeoramiento en el frente de Donbass era previsible. Como en anteriores ocasiones, la amenaza (imaginaria) de invasión rusa sirve como justificación para la intensificación de los bombardeos ucranianos.

Tras semanas de gritos ucranianos sobre posibles incursiones rusas, el aumento de los bombardeos que se ha producido esta semana no es más que la repetición de lo que es ya el modus operandi de Ucrania: alegar bombardeos rusos (ni siquiera de la RPD/RPL) o prever invasiones que nunca ocurren para reanudar o intensificar bombardeos de zonas del frente. Un modus operandi que funciona para Ucrania fundamentalmente por el apoyo de sus socios extranjeros, incapaces de condenar las infracciones ucranianas y dando credibilidad a toda amenaza rusa que Kiev imagina. Ucrania consigue así, no solo apoyo de sus socios, sino más dinero y más armas con las que seguir amenazando a la población de Donbass.

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Constituida la Red Parlamentaria del Movimiento de Países No Alineados

En la XVIII Cumbre del MNOAL, celebrada en la capital azerbaiyana, del 25 al 26 de octubre de 2019, los Jefes de Estado y de Gobierno decidieron ampliar y profundizar la interacción y cooperación con los parlamentarios del bloque sobre el reconocimiento de que pueden desempeñar un papel constructivo hacia el logro de los principios, ideales y propósitos del Movimiento.

Le puede interesar: