La pandemia sirvió para que la burguesía se enriquezca más

Publicado:

Millonarias ganancias en medio de la pandemia sirvieron para engordar chequeras en el exterior, mientras millones de personas en el país se debatían y debaten en la pobreza, enfermedad y muerte.

Noticias populares

El año 2020, el primer año de la pandemia, en todo el mundo se dieron expresiones de solidaridad para luchar contra el contagio masivo y la reducción de empleo debido al distanciamiento social. En el Ecuador, fue la oportunidad inesperada de las grandes empresas para obtener importantes ganancias a partir de varias acciones. En los últimos días se han dado a conocer el destino que tuvieron parte de esas ganancias.

 

En esos días en los medios de comunicación la burguesía difundía a los cuatro vientos las acciones “solidarias” como entrega de kits de alimentación, que luego fueron disminuyendo, para luego desaparecer, cuando vieron que los recursos que demandaba eran enormes. Prefirieron destinar esos dineros para que los siga beneficiando con inversiones en el exterior.
Según el SRI en el año 2020 los grandes grupos económicos, igual que antes, siguieron sacando los recursos que tanta falta hacen al país. Ese año, diez grupos económicos sacaron del país 4933 millones de dólares que, quedándose en el país, pudieron contribuir a enfrentar la crisis de la pandemia, pudieron evitar que millones de familias pasaran hambre. Esto es importante contrastar con el hecho de que el gobierno solo invirtió unos mil millones en acciones para enfrentar el problema. Es decir, la quinta parte del monto que empresarios sacaron del país.

Juan Eljuri, General Motors, Claro, La Favorita, Schlumberger, Grupo Ortiz, Importadora Tomebamba, Dinadec, Giss, La Fabril y Ecuaquímica son los diez primeros grupos que se llevaron del país 4933 millones de dólares. Esto demuestra que la crisis para la burguesía no existió, también que cuando se trata de “defender” sus ganancias no hay razón humanitaria que les haga ver otras necesidades. En esto contaron con el apoyo del gobierno del expresidente Lenín Moreno que pudiendo tomar medidas para impedir que los dineros que circulan en el país sigan saliendo, no lo hizo, además de que con la denominada Ley Humanitaria posibilitó que cientos de miles de trabajadores perdieran su empleo para sostener las ganancias de las empresas. Luego, el presidente Guillermo Lasso complementó ese apoyo con varias otras medidas como las reducciones de aranceles, disminución de impuestos y con amnistía tributaria, como antes lo hizo Rafael Correa.

General Motors, por ejemplo, del supuestamente golpeado sector de venta de vehículos, fue la segunda en enviar más dinero al exterior con 672 millones, o Dinadec de la industria cervecera 314 millones.

Esta acumulación de dineros tiene como contrapartida el sufrimiento de millones de ecuatorianos que en ese año y los anteriores tuvieron que enfrentar graves penalidades que vienen con la pobreza. Miles de niños sufren de desnutrición infantil crónica, sin que un Estado, conducido por la burguesía, de la cual forman parte esos grupos económicos, haya hecho mayor cosa para solucionarlo.

Algunos miles trabajaron en esas empresas, posibilitando sus ganancias, pero a la hora de contribuir para superar el problema social generado por la pandemia, sus empleadores les dieron las espaldas, los despidieron.

Igual, esas empresas, en medio de una grave situación de desempleo no han hecho absolutamente nada para generar empleo, en ese año, ni antes, ni ahora.

El sufrimiento de los trabajadores es la base de la fortuna de ellos.

Fuente: pcmle.org

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Vietnam aboga en ONU por multilateralismo y cooperación

La necesidad existente hoy de promover el multilateralismo y la cooperación internacional de manera abierta, inclusiva, justa y mutuamente beneficiosa, fue resaltada aquí por el viceprimer ministro de Vietnam, Pham Binh Minh.