Díaz-Canel en XXII EIPCO: “Pongamos como espada y escudo los valores y principios que nos unen”

Publicado:

El Presidente cubano llamó a retomar los principios marxistas desde la ciencia y convertir la teoría en práctica, atendiendo a la necesidad de concertar una vanguardia organizada con formación científica, ideológica y política para entender las esencias de la lucha antimperialista.

Noticias populares

Daina Caballero Trujillo y Bertha Mojena Milian.— “Aquí estamos soñando y haciendo, intentando que se haga posible lo imposible. Nuestro horizonte sigue siendo socialista”, aseguró el Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, en las palabras de clausura del XXII Encuentro de Partidos Comunistas y Obreros que sesionó durante dos días en el Palacio de Convenciones de La Habana.

 

Ante la presencia de otros miembros del Buró Político, el Secretariado del CCPCC y los delegados al evento, Díaz-Canel señaló que la demonizada, bloqueada, acosada y castigada Cuba ha acogido el debate de este encuentro con el propósito de articular acciones en defensa de la paz, del medio ambiente y la solidaridad con todos los pueblos en sus luchas.

Agradeció la confianza de aquellos que dieron al Partido Comunista de Cuba la oportunidad de organizar este encuentro y los esfuerzos de cada delegación para asistir. “No los invitamos a elogiar el modelo, los convocamos al análisis, a la concertación de fuerzas”, dijo.

El presidente cubano llamó también a retomar los principios marxistas desde la ciencia y convertir la teoría en práctica, atendiendo a la necesidad de concertar una vanguardia organizada con formación científica, ideológica y política para entender las esencias de la lucha antimperialista.

“La transición socialista cubana identifica y promueve dos ejes: la centralidad del trabajo y la centralidad del ejemplo, con el ser humano como centro”, explicó el mandatario al referirse a la actual crisis sistémica capitalista que – unida a las consecuencias de la pandemia de la Covid-19 – ha profundizado la enajenación, la exclusión, la desigualdad, el egoísmo y la despolitización, favoreciendo ideas extremistas y fascistas.

Insistió en que la batalla por la justicia social requiere de la unidad del movimiento comunista y obrero, en alianza con los movimientos sociales y populares para avanzar en la construcción socialista.

“Solo con el esfuerzo y coordinación de todos podremos alcanzar la verdadera transformación revolucionaria. La Declaración Final y el Plan de Acción de este encuentro tienen ese propósito; si logramos que tengan un impacto real podremos asegurar que este espacio sigue siendo útil y transformador”, reflexionó.

Díaz-Canel reafirmó también que el PCC le concede especial importancia al vínculo con las masas, “el oído pegado en la tierra”, como le llama popularmente el líder de la Revolución Cubana y General de Ejército, Raúl Castro Ruz.

Agregó que Cuba comparte con humildad las experiencias y logros alcanzados en la lucha infatigable y la construcción colectiva que ha emancipado a los pueblos; respeta las experiencias de lucha de cada país y región según su realidad concreta. Convocó a desterrar el regionalismo y el sectarismo, pues quiebran el consenso y favorecen al imperialismo y a la contrarrevolución.

“Cuba reitera su vocación humanista y solidaria con los pueblos hermanos que luchan y construyen en cualquier parte del mundo. La Cuba martiana y socialista de Fidel nunca dejará de acompañar a la patria de Bolívar y Chávez. Reiteramos nuestro invariable apoyo al Presidente Nicolás Maduro”, aseguró.

Igualmente, Díaz- Canel reafirmó la solidaridad y el apoyo a la Revolución Sandinista, a las causas justas de los pueblos de Puerto Rico, Palestina y el Sahara Occidental, así como a los países socialistas asiáticos.

Al finalizar sus palabras, el Primer Secretario del CCPCC, agradeció las expresiones de solidaridad que han tenido lugar en este evento, recordó que Cuba ha enfrentado con firmeza y creatividad el bloqueo recrudecido de Estados Unidos, pero “ningún obstáculo será suficiente para mellar nuestra determinación para resistir, lucha y vencer”.

“Ustedes también podrán siempre contar con Cuba y su Revolución”, concluyó.

Una hoja de ruta de la vanguardia comunista mundial

Como una hoja de ruta para la unidad, la articulación, la cooperación en la lucha de nuestros pueblos contra el imperialismo y por sus derechos sociales, por la paz y el mundo mejor que es posible, fue definida la Declaración Final y, en consecuencia, el Plan de Acción aprobados por los delegados del XXII Encuentro Internacional de Partidos Comunistas y Obreros (EIPCO).

En las palabras de resumen del encuentro, el Vicejefe y coordinador del Departamento de Relaciones Internacionales del CCPCC, Ángel Arzuaga Reyes, reiteró la altísima importancia de este espacio para la vanguardia comunista internacional.

Arzuaga Reyes dijo que ha escuchado con interés cada una de las propuestas, opiniones y criterios sobre la situación política, económica y social del mundo, y , en particular, de cada uno de los países representados. “En ese rico intercambio se fue buscando todo aquello que nos une y lo que nos da la posibilidad de poder trabajar durante el próximo año”, precisó.

Agradeció el compromiso y respeto con que se asumieron los análisis y la capacidad para anteponer los objetivos que nos unen a las diferencias aún latentes en el movimiento comunista y obrero internacional.

Solidaridad con Cuba y todos los pueblos que luchan; unidos somos más fuertes en la lucha antimperialista, junto a los movimientos sociales y populares, frente al capitalismo y sus políticas, a la amenaza del fascismo y la guerra; en defensa de la paz, el medio ambiente; los derechos de los trabajadores; la solidaridad y el socialismo, son temas que aborda la Declaración Final.

El documento, aprobado por 145 representantes de 78 partidos pertenecientes a 60 países, acordó unir esfuerzos para reforzar la lucha contra el imperialismo y contribuir a transformar el actual orden internacional injusto y antidemocrático, así como demandar el respeto a la libre determinación de los pueblos y la no injerencia en los asuntos internos de los Estados.

Asimismo, rechazó las políticas de bloqueos, sanciones y medidas coercitivas unilaterales contra un grupo de países y denunció categóricamente las guerras imperialistas, la amenaza y el uso de la fuerza en las relaciones internacionales, el rechazo a las políticas y acciones de la OTAN y alertó sobre la necesidad de mantener la paz y la solidaridad internacional.

Defender y divulgar el marxismo-leninismo, enfrentar la ofensiva ideológica, cultural y simbólica del imperialismo orientada a descalificar el socialismo y el comunismo, así como a erosionar la identidad nacional de nuestra naciones; elevar la denuncia contra un modelo de desarrollo basado en el interés capitalista que daña el medio ambiente y pone en riesgo la supervivencia del ecosistema y la especie humana, y cumplir el Plan de Acción aprobado en esta edición del encuentro, fueron también principios aprobados en la Declaración.

El texto reflejó además el apoyo irrestricto a la justa causa del pueblo cubano en su lucha por el levantamiento del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por Estados Unidos y la denuncia por la inclusión de Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Se recordó el legado del líder histórico de la Revolución cubana Fidel Castro Ruz y las enseñanzas del General de Ejército Raúl Castro Ruz, que junto a la generación continuadora, constituyen inspiración permanente para la lucha de los pueblos de mundo.

Por su parte, el Plan de Acción propone realizar movilizaciones en defensa de la paz y en rechazo a la guerra imperialista, aboga por una solución seria, constructiva y realista al conflicto de Ucrania mediante el diálogo y la negociación e insta a la participación política y protagónica de la juventud para garantizar la continuidad de las ideas y principios que defienden estas fuerzas políticas.

Realizar campañas internacionales en apoyo a la clase obrera y campesina, las mujeres y los inmigrantes en sus justos reclamos,  combatir la neocolonización cultural imperialista, fortalecer la solidaridad con el pueblo palestino, exigir una solución justa y duradera para el conflicto del Sahara Occidental, respaldar el derecho a la libre determinación del pueblo puertorriqueño y denunciar la injerencia norteamericana en territorios de América Latina y el Caribe, son temas también reflejados en el documento.

Fuente: PCC
spot_img

1 COMENTARIO

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias