Un monopolio petrolero que se pasa al litio: ExxonMobil

Publicado:

Noticias populares

La petrolera ExxonMobil adquirirá un yacimiento de litio en Smackover, al sur de Arkansas, por 100 millones de dólares. Las reservas se estiman en 4 millones de toneladas de carbonato de litio y podrían utilizarse en las baterías de 50 millones de vehículos. En la actualidad, Estados Unidos depende en gran medida de las importaciones, principalmente de Chile y Argentina.

 

El gigante estadounidense ha decidido invertir en la explotación del litio, uno de los metales estratégicos, junto con el cobre y el níquel, cuya demanda aumentará con la transición energética.

La empresa tejana ha adquirido cerca de 50.000 hectáreas de terreno en la región de Smackover, al sur de Arkansas, a la empresa de exploración Galvanic Energy, por un importe de 100 millones de dólares. Se trata de una suma modesta comparada con los 55.700 millones de dólares de beneficios que se obtendrán gracias a la subida de los precios de los hidrocarburos vinculada a la recuperación de la demanda mundial y a las sanciones impuestas a la oferta rusa.

Los recursos del yacimiento ascienden a 4 millones de toneladas de carbonato de litio, equivalente y 10 millones de toneladas de bromo elemental, que también tiene salidas industriales.

Para ExxonMobil, una de las petroleras más antiguas del mundo, esta adquisición no significa un cambio de estrategia. De hecho, la empresa tejana es un peso pesado en el sector del petróleo y el gas. Valorada en cerca de 430.000 millones de dólares en bolsa, no tiene intención de renunciar a sus actividades de extracción y distribución a través del refinado, que se apoya en la venta de vehículos térmicos. En 2022 produjo 2,36 millones de barriles diarios (m/d), el equivalente al 20 por cien de la producción de petróleo de Estados Unidos.

ExxonMobil prevé una demanda de petróleo estable y un crecimiento del 30 por cien de la demanda de gas natural. La demanda de combustibles para vehículos ligeros alcanzará su punto álgido en torno a 2025 y descenderá al nivel de principios de la década de 2000. La empresa quiere diversificar progresivamente sus actividades, y la adquisición de un importante yacimiento de litio es una buena oportunidad.

En 2050 los vehículos híbridos y eléctricos representarán el 42 por cien del parque mundial, frente al 1,6 por cien en 2021, y supondrán más de la mitad de las ventas de coches nuevos. En Estados Unidos y Canadá las ventas de vehículos eléctricos se dispararon un 48 por cien el año pasado, a pesar de que el mercado automovilístico general disminuyó un 8 por cien. Con más de 760.000 vehículos eléctricos vendidos en su mercado nacional el año pasado, Estados Unidos representa el 10 por cien del mercado mundial.

China domina el mercado

En la actualidad el mercado mundial está dominado por China, que ha tomado la delantera en los últimos años, sobre todo en el segmento de las baterías. Con su plan IRA (Inflation Reduction Act), que subvencionará en gran medida los proyectos de transición energética, Biden pretende recuperar el tiempo perdido -al mismo tiempo que la Unión Europea encabeza su propia iniciativa- desarrollando la producción de baterías y vehículos eléctricos a escala local, lo que daría un nuevo impulso a la industria y al empleo en Estados Unidos. Pero para que esto ocurra, las materias primas también deben estar disponibles.

Aunque Estados Unidos posee más del 3 por cien de las reservas mundiales de litio, sólo produce el 2 por cien del suministro anual, principalmente a partir de un único yacimiento, Silver Peak, en Nevada. La región se ha convertido en el “Silicon Valley del litio“ y está a punto de ver otro proyecto a gran escala: el yacimiento de Thacker Pass. El Departamento de Energía de Estados Unidos ha seleccionado 12 proyectos de producción de litio subvencionados con 1.600 millones de dólares.

Actualmente, Estados Unidos depende principalmente de Chile y Argentina, y más marginalmente de China, para sus necesidades de litio. El año pasado Estados Unidos utilizó 3.000 toneladas de litio, es decir, el 2,2 por cien de las 134.000 toneladas consumidas en el mundo el año pasado, con un aumento del 41 por cien con respecto aal anterior, principalmente en China, Corea del Sur y Japón, donde se concentra hoy la producción de baterías. Aunque los precios han caído un 50 por cien en un año en el mercado chino, la referencia mundial, siguen siendo el doble de lo que eran a principios de 2021.

Hasta 1995 Estados Unidos era el primer productor mundial de litio y Exxon jugó un papel clave en los años setenta en esta industria. En su momento, Exxon empezó a producir baterías de litio. Pero debido a la falta de mercado, tuvo que cerrar este capítulo de negocio.

Fuente: mpr21.info

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Irán – Estado de Israel. Una famosa enemistad (pero mal contada)

El Estado de Israel, como lo ve Irán (y no como en Occidente cuentan que lo ve)