Los ataques huthíes cambian las reglas del juego en Oriente Medio

Publicado:

Noticias populares

Las potencias occidentales han confirmado a las empresas navieras que deben seguir esperando ataques huthíes a los barcos que transitan por el Mar Rojo. Las advertencias reflejan la delicada situación que enfrenta Estados Unidos, que intenta presionar a los huthíes para que sus ataques cesen.

Un destructor de la Marina estadounidense fue atacado después de derribar tres drones disparados desde las zonas Yemen controladas por los huthíes.

La última vez que Estados Unidos inició abiertamente una acción militar contra los huthíes fue en 2016, cuando lanzó misiles de crucero Tomahawk contra los radares costeros huthíes después de un ataque.

Estados Unidos es reacio a lanzar ataques contra los huthíes. Se siente mucho más cómodo usando la fuerza contra representantes iraníes en Irak y Siria que en Yemen.

La guerra civil en Yemen comenzó en 2014, cuando los huthíes tomaron la capital, Saná. Un año después, Arabia saudí encabezó una coalición de países árabes, incluido Emiratos Árabes Unidos, destinada a restaurar el gobierno reconocido internacionalmente.

La coalición lanzó miles de ataques aéreos contra Yemen, que no lograron desalojar a los huthíes y provocaron la muerte de cientos de miles de civiles y una importante crisis humanitaria. Los huthíes respondieron lanzando misiles y drones contra infraestructuras civiles en Arabia saudí y Emiratos.

El alto el fuego mediado por China expiró en octubre pasado, pero los combates siguen suspendidos en gran medida.

Las conversaciones para poner fin a la guerra cobraron impulso después de que Arabia saudí e Irán restablecieran sus vínculos en marzo. Luego, menos de un mes antes de que comenzaran los combates en Gaza, representantes huthíes hicieron una visita a Riad con el objetivo de negociar los detalles finales de una tregua a largo plazo.

El martes pasado el viceministro de Asuntos Exteriores huthí amenazó con cerrar el estrecho de Bab El Mandeb y dijo que las acciones huthíes continuarían hasta que terminara la agresión de Israel contra Gaza.

El 7 de noviembre el Wall Street Journal informó que Estados Unidos había pedido a Israel que no respondiera a los ataques con misiles y drones. Las fuerzas huthíes llevan semanas disparando drones y misiles balísticos contra Israel.

Estados Unidos ha pedido a Israel que permita que sea el ejército estadounidense el que responda a los huthíes, en lugar de arriesgarse a una respuesta israelí que podría ampliar la guerra, según el Wall Street Journal.

Los ataques huthíes se preparan desde hace meses

El lunes pasado la Casa Blanca eludió la pregunta sobre si un dron que se acercó al buque de guerra estadounidense en respuesta a las llamadas de socorro de mercantes el día anterior era un objetivo deliberado del ataque huthí.

Sin embargo, un diplomático occidental sugiere que habrían esperado infligir bajas estadounidenses en el ataque del 3 de noviembre, que pareció haberse preparado durante meses y demostró su capacidad para rastrear barcos en alta mar. “Los huthíes han reforzado sus fuerzas navales y tienen el equipamiento necesario para continuar. Estos ataques continuarán”, dijo el diplomático.

Desde el inicio de la guerra en Gaza, ha habido al menos 76 ataques contra las fuerzas estadounidenses en Irak y Siria. Aunque los ataques cesaron durante la tregua temporal con Israel, se reanudaron cuando acabó el 1 de diciembre.

Incluso en plena guerra en Gaza, Estados Unidos continúa conversaciones entre bastidores en Omán, como ya informamos en una entrada anterior.

El 3 de noviembre Estados Unidos aseguró que había matado al menos a cinco combatientes en Irak mientras se preparaban para lanzar un ataque con drones contra una base estadounidense en Siria.

Los ataques huthíes cuentan con un enorme apoyo popular en Yemen

Estados Unidos borró a los huthíes de la lista estadounidense de “organizaciones terroristas” y congeló la venta de algunas armas ofensivas a Riad en respuesta a su campaña de bombardeos en Yemen.

La respuesta huthí desde el inicio de la guerra en Gaza ha sido calurosamente acogida en Yemen. Las acciones huthíes son extremadamente populares. Han interrumpido un comercio por valor de 2.000 millones de dólares y obligado a Israel a desviar sus barcos del Mar Rojo. Han atacado uno de los engranajes de la hegemonía estadounidense en la región: proteger las líneas de comunicación marítimas. Si no se puede garantizar la libertad de movimiento en los mares, su credibilidad se ve afectada.

El asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Jake Sullivan, sugirió que el enfoque inmediato de Washington ahora era defenderse contra futuros ataques, en lugar de atacar las posiciones huthíes en Yemen.

Añadió que Estados Unidos estaba en conversaciones con sus sicarios para establecer un grupo de trabajo naval para proteger los barcos que cruzan el Mar Rojo. Estados Unidos también envió a Timothy Lenderking, su enviado para Yemen, al Golfo la semana pasada para discutir la seguridad marítima.

Sullivan pidió ayuda internacional para hacer frente a los ataques, diciendo que los tres barcos atacados por los huthíes no estaban necesariamente vinculados a Israel, sino a unos 15 países.

El lunes pasado se llevaron a cabo cuatro ataques con drones contra cinco instalaciones militares huthíes en Saná. Los medios sauditas culpan del ataque a Israel. Si Estados Unidos e Israel actuaran, lo harían de forma encubierta. Las pequeñas embarcaciones huthíes, su limitada flota de helicópteros y sus instalaciones de almacenamiento de drones serían los principales objetivos.

Pero es poco probable que los ataques de represalia contra los huthíes disuadan al movimiento.

Fuente: mpr21.info

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

La ONG del chef José Andrés es una tapadera del espionaje

Israel ha asesinado a 34.000 palestinos en Gaza, de los que 14.000 eran niños. Nadie protestó. Pero cuando mataron a 7 miembros de la ONG del chef José Andrés, todos se rasgaron las vestidiras, incluso los propios militares israelíes que los asesinaron.

Le puede interesar: