Hallan en otra galaxia una de las estrellas más antiguas con una composición rara vez vista

Publicado:

Un grupo de investigadores encontró una estrella de la segunda generación que se formó originalmente en una galaxia diferente a la nuestra. Su composición química puede señalar que se formó mucho antes que sus estrellas vecinas, lo que podría contribuir a nuestra comprensión de los procesos que sucedían en el universo en su etapa más temprana.

Noticias populares

La primera generación de estrellas transformó el universo. Dentro de sus núcleos, hidrógeno y helio —los elementos más simples del universo— se fusionaron en todos los elementos que componen todo lo que podemos tocar. Cuando las primeras estrellas murieron, explotaron, regando todos los elementos por el universo.

 

Sin embargo, nadie ha podido encontrar ninguna de esas estrellas de primera generación, pero los científicos han anunciado un hallazgo único: una estrella de la segunda generación que se formó originalmente en una galaxia diferente a la nuestra.

“Esta estrella proporciona una ventana única al proceso de formación de elementos muy temprano en galaxias distintas a la nuestra”, manifiesta Anirudh Chiti, el principal autor del estudio de la Universidad de Chicago, citado por el servicio de prensa de la universidad.

Agrega que su equipo ha desarrollado una idea de cómo se ven estas estrellas que fueron enriquecidas químicamente por las primeras estrellas en la Vía Láctea, pero aún no está claro si algunas de estas formas son únicas o si los procesos sucedieron de manera similar en otras galaxias.

Chiti se especializa en lo que se llama arqueología estelar y se dedica a reconstrucción del proceso de cómo las primeras generaciones de estrellas cambiaron al universo.

“Queremos entender cuáles eran las propiedades de esas primeras estrellas y cuáles eran los elementos que producían”, destaca Chiti.

Es un trabajo duro, porque incluso la segunda generación de estrellas ahora es increíblemente antigua. La mayoría de las estrellas del universo, incluido nuestro propio Sol, son el resultado de decenas a miles de generaciones, acumulando más y más elementos pesados cada vez.

“Quizás menos de una de cada 100.000 estrellas en la Vía Láctea sea una de estas estrellas de segunda generación. Realmente buscas agujas en un pajar”, subraya el científico.

Pero vale la pena obtener instantáneas de cómo era el universo en el pasado. Chiti explica que si se puede encontrar una estrella muy vieja y obtener su composición química, es posible entender cómo era la composición química del universo donde se formó esa estrella, hace miles de millones de años

Para este estudio, Chiti y sus colegas apuntaron sus telescopios a un objetivo inusual: las estrellas que componen la Gran Nube de Magallanes, que es una franja brillante de estrellas visibles a ojo desnudo en el hemisferio sur. Ahora se considera que alguna vez fue una galaxia separada que fue capturada por la gravedad de la Vía Láctea hace solo unos pocos miles de millones de años.

Esto la hace particularmente interesante, porque sus estrellas más antiguas se formaron fuera de la Vía Láctea, lo que les da a los astrónomos la oportunidad de aprender si las condiciones en el universo en su etapa temprana eran todas iguales o variaban en otros lugares.

Los científicos buscaron evidencia de estas estrellas particularmente antiguas en la Gran Nube de Magallanes y catalogaron diez de ellas. Una de estas estrellas saltó inmediatamente como una rareza. Tenía mucho menos de los elementos más pesados que cualquier otra estrella vista hasta ahora en la Gran Nube de Magallanes. Esto significa que probablemente se formó a raíz de la primera generación de estrellas, por lo que aún no habían acumulado elementos más pesados en el transcurso de repetidos nacimientos y muertes de estrellas.

Mapeando sus elementos, los científicos se sorprendieron al ver que tenía mucho menos carbono que hierro, en comparación con lo que vemos en las estrellas de la Vía Láctea.

Chiti actualmente dirige un programa de imágenes para mapear una gran parte del cielo austral para encontrar las estrellas más tempranas posibles.

“Este descubrimiento sugiere que debería haber muchas de estas estrellas en la Gran Nube de Magallanes si miramos de cerca”, concluye.

spot_img

DEJA UN COMENTARIO (si eres fascista, oportunista, revisionista, liberal, maleducado, trol o extraterrestre, no pierdas tiempo; tu mensaje no se publicará)

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Destruyen en Serbia una bomba lanzada por la OTAN hace 25 año

En 1999 la banda terrorista OTAN llevó a cabo una campaña de bombardeos sobre el territorio de Yugoslavia que arrojó un total de 2.300 misiles y 14.000 bombas.