jueves, febrero 27, 2020

Las travesías hacia el Infierno

Noticias populares

Sardinas: el movimiento antifascista se pone en pie en Italia pero se tambalea como un flan.

El movimiento italiano de la sardina planea celebrar un congreso en marzo. La iniciativa comenzó a mediados de noviembre,...

China enviará una sonda a Marte en julio.

China anunció que lanzará su primera misión a Marte en julio de 2020, según reporta el Diario de la...

EE.UU.: hablar español es un peligro para la salud.

Raúl Antonio Capote.— Las agresiones verbales, el uso de la violencia física y el acoso contra las personas que...

En los últimos meses, según la “gran” prensa, dígase los emporios mediáticos de derecha internacionales, el llamado Viejo Continente vive “asediado” por la llegada masiva a sus territorios de personas procedentes de diversas naciones africanas.

Sin embargo, esos mismos medios de desinformación esconden las causas reales por las que esos seres humanos abandonan sus países, en busca de la muerte, o la esclavitud y el maltrato, si logran arribar con vida al “soñado” Norte.

Para nada refieren que hombres, mujeres y niños escapan de las guerras que Estados Unidos y Europa imponen en África con el propósito de seguirles robando sus riquezas y subyugando a sus pobladores.

Tampoco hacen mención alguna a que la inmigración es un negocio rentable a nivel universal para Washington y sus aliados, y que las “ayudas al desarrollo” que destinan al Sur se utilizan para subvertir el orden y robar de todo, hasta talentos, y no para socorrer a nadie.

De otro lado, los gobiernos de la Unión Europea (UE), con el respaldo de Estados Unidos, gastan sumas millonarias de dinero para supuestamente detener con muros, cercas eléctricas y una encarnizada represión, la llegada de los inmigrantes, en vez de hacerlo en mega-proyectos dirigidos a mejorar las condiciones de vida en las naciones pobres.

Por supuesto que ni la “gran” prensa y muchos menos los gobiernos de la UE mencionan las cifras de militares, traficantes y negociantes que viajan y permanecen en África, donde hacen y deshacen, y se consideran hombres “emprendedores y de paz”.

Visitan incluso al continente olvidado para cazar animales en peligro de extinción, por placer y mucho dinero, claro.

Todo lo contrario les ocurre a los inmigrantes cuando tienen la “suerte” de llegar con vida a Europa, donde son tratados como ciudadanos de tercera clase, explotados más que en sus naciones de origen, y hasta esclavizados.

El régimen derechista español del presidente Mariano Rajoy puede dar las cifras de cuántos africanos laboran como cautivos en los campos de ese país ibérico, donde se les niega el derecho a la salud y a las condiciones mínimas de vida.

Por qué entonces hablar de las “olas” migratorias que “padece” actualmente la “culta” Europa, y obviar su total responsabilidad con lo que le está ocurriendo.

La UE y Estados Unidos se vanaglorian de ser los mayores defensores de los Derechos Humanos en el planeta tierra, pero nada hacen en amparo de los humanos, y mucho menos si son negros, latinos e indios, o profesan determinadas religiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Últimas noticias

Le puede interesar: