Inicio Mundo Rusia Marines rusos desembarcan en Siria

Marines rusos desembarcan en Siria

1963
0
Compartir

Sucedió la semana pasada.

La agencia Interfax manifestó que “los Marines de la Flota del Mar Negro serán los primeros en proteger las instalaciones militares rusas en Siria, incluyendo puntos de logística de la Marina en Tartus y la base de la Fuerza Aérea en Latakia”. Además de los marines, fuerzas de operaciones especiales y tropas de la 7ª División Aérea Aerotransportada tomarán parte en esta misión de protección.

Rusia ha desplegado en estas bases expertos que proporcionan apoyo técnico a los aviones, barcos e instalaciones. Esto ha creado un gran complejo militar fortificado en la provincia marítima de Latakia.

Según fuentes del Instituto de Estudio de la Guerra (ISW) de Washington, Rusia ha enviado 15.000 toneladas de equipos, municiones y armas a estas bases de Latakia, incluyendo una docena de tanques, el pasado mes.

La protección de estas instalaciones tiene lugar a través del despliegue de sistemas sofisticados de defensa antiaérea, como el SA-22 Pantshir-S1 o el S-300, que está desplegado en el crucero Moskva situado en la costa de Latakia. El despliegue de tal sistema no obedece obviamente a la lucha contra el terrorismo sino que busca neutralizar los intentos de cualquier estado extranjero de atacar a Siria o al despliegue ruso en ese país. En este sentido, la presencia del S-300 crea una zona de protección del espacio aéreo en una gran parte de Siria.

Rusia ve en la actual agresión a Siria una agresión contra sí misma. Ella mantiene en Tartus una base de apoyo naval técnico, la única de que dispone Rusia en aguas cálidas, y una base aérea en la actualidad. Siria es el aliado más estrecho de Rusia en Oriente Medio. Rusia posee también relaciones estrechas con Iraq, Egipto y Argelia, pero no una alianza tan especial como la que mantiene con Siria. Es, en realidad, sus relaciones con Irán y Rusia y su apoyo a la resistencia libanesa y palestina lo que ha motivado la guerra de agresión contra Siria, llevada a cabo a través de mercenarios extranjeros, por parte de varios estados occidentales y monarquías del Golfo.

No es, pues, sorprendente que la legislación de la Duma en apoyo a los ataques aéreos en Rusia los planteara como una acción dirigida a la defensa de los “intereses nacionales” rusos. En este sentido, algunos analistas norteamericanos han comparado la actual “fortaleza de Latakia” con la de Kaliningrado, el enclave ruso situado entre Lituania y Polonia.

Agencias

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here