Eso es lo que interesa, que nadie se lo crea

Sólo el reloj que a veces luce en su “trabajo” (un Richard Mille RM 27-02 Tourbillon) cuesta 770.000 euros

Dejar respuesta

Por favor, escriba su comentario
Por favor, indique su nombre o seudónimo

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.