Compartir

MOSCÚ (Sputnik) — La República Popular de Donetsk (RPD) anunció que toma bajo control varias decenas de empresas ucranianas, en respuesta al bloqueo de transporte que se mantiene desde finales de enero pasado.

“Se trata de unas 40 empresas, con pocas excepciones casi todas ya están bajo nuestra administración y en algunas se están requisando los papeles”, dijo el presidente de la RPD, Alexandr Zajárchenko.

El dirigente de la RPD añadió que “en algunas compañías se quedan los dueños de antes mientras que en otras los expropietarios no han tratado de comunicarse por ahora” con las nuevas autoridades.

También mencionó que “en algunas empresas hay problemas, actos de sabotaje, pero no son críticos”.

Zajárchenko afirmó que Rusia va a suministrar materias primas a las empresas industriales que pasaron a ser administradas por la RPD.

“Las materias primas las recibiremos de Rusia, estamos acordando ese proceso, las materias primas llegarán durante la semana en curso”, dijo.

Varios exparticipantes de la operación militar en Donbás, entre los que hay diputados del Parlamento ucraniano, bloquearon a finales de enero pasado la circulación de trenes de carga en el tramo Lugansk-Lisichansk-Popasnaya como protesta contra el comercio con las autoproclamadas Repúblicas de Donetsk y Lugansk.

El 27 de febrero, los líderes de las repúblicas de Donetsk y Lugansk exigieron a Kiev poner fin al bloqueo hasta el 1 de marzo amenazando con cortar el suministro de hulla a Ucrania y establecer bajo su control las empresas que permanecían bajo jurisdicción ucraniana.

En enero de 2015, las autoridades ucranianas prohibieron el transporte de víveres y medicamentos a los territorios que Kiev no controla.

Los observadores de la OSCE señalaron en más de una ocasión que el bloqueo económico y de transporte provoca una catástrofe humanitaria en la región, e instaron a Kiev a levantarlo.

El levantamiento del bloqueo es una cláusula de obligado cumplimiento de los acuerdos de Minsk para solucionar el conflicto en Donbás.

——————–

Ucrania continúa desde abril de 2014 una operación militar en varias áreas de las regiones de Donetsk y Lugansk donde se proclamaron repúblicas populares en respuesta al golpe neofascista en Kiev, realizado en febrero del mismo año con el apoyo de Estados Unidos la Unión Europea.

Los acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015, sentaron las bases para una solución política del conflicto pero no han derivado hasta ahora en el cese de la violencia cuyo resultado la ONU estima en más de 10.000 muertos y unos 22.800 heridos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here