Compartir

La compañía francesa LafargeHolcim reconoció sus trabajos ilegales realizados en Siria con organizaciones terroristas relacionadas al Daesh.

La constructora suiza LafargeHolcim reconoció haber recurrido a prácticas “inaceptables” con grupos armados en Siria para garantizar la seguridad en 2013 y 2014 de una cementera en ese país árabe devastado por la guerra.

La empresa aceptó a través de un comunicado oficial que su agencia en ese país perteneciente al grupo francés Lafarge, “entregó fondos a terceros con el fin de alcanzar acuerdos con un determinado número de estos grupos armados”, acción que solo benefició a los terroristas del autodenominado Estado Islámico (Daesh en árabe).

La compañía LafargeHolcim es investigada en Francia desde el pasado octubre, al ser denunciada por algunas ONGs, acusada de financiar el terrorismo.

En el comunicado, LafargeHolcim asegura que a medida en que la guerra provocada en Siria fue avanzando, “el deterioro de la situación política ha dado lugar a difíciles desafíos de seguridad para sus empleados y para el funcionamiento de sus actividades”.

“Los responsables en Siria parecen haber actuado de una manera que pensaron que era la mejor para la empresa y sus empleados. Sin embargo, la investigación ha revelado errores significativos que contradicen el código de conducta en vigor.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here