Compartir

No hay que tomar en serio las acusaciones contra Rusia por parte de algunos medios mainstream, declaró Jean-Luc Baslé, exdirector de Citigroup y columnista del periódico Les Échos.

Según indicó el experto, EEUU no tiene ninguna prueba de la supuesta “campaña de influencia” de Rusia que pudo llevar a la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales, y solo “trata de encontrar la paja en el ojo ajeno”, ya que el propio Washington interviene en los asuntos de otros Estados.

“Dejen de difamar de Moscú”, expresó Baslé. Agregó también que en 1815, el zar Alejandro I salvó a los habitantes de París al prohibir a las tropas rusas entrar en la capital de Francia. Además, en 1914, Rusia apoyó a las tropas de Inglaterra y Francia durante la batalla del Marne atrayendo la atención de parte de las fuerzas alemanas.

“Nadie duda de que los aliados liberaron a Francia” en la Segunda Guerra Mundial, pero quien sabe que durante esta guerra, perdieron sus vidas 26 millones de ciudadanos soviéticos, en comparación con unos 300 mil estadounidenses. Además, la liberación de Stalingrado y la victoria del mariscal soviético Zhúkov en la batalla de Kursk cambiaron el curso de la guerra.

En lo que respecta a la actualidad, el experto recuerda que el derrocamiento del expresidente de Ucrania Víctor Yanukóvich, fue parte de un golpe de Estado financiado por Washington. Según Victoria Nuland, Washington gastó más 5.000 millones de dólares para apoyar la “revolución naranja”.

Baslé recordó de los dobles estándares de EEUU, puesto que “Crimea se incorporó a Rusia como resultado de un referéndum, mientras que Kósovo se estableció ilegalmente”. Mencionó también que el grupo terrorista Al Qaeda fue fundado por Washington y que fue Moscú quien ayudó a los cristianos del Oriente Próximo.

El experto subrayó que las elecciones de EEUU llegaron a ser una excusa para una amplia campaña antirrusa, a pesar de que Washington no tiene pruebas de que “Vladímir Putin tratara de contribuir a la victoria de Donald Trump”. Según el columnista, EEUU siempre ha intervenido en los asuntos de estados como Irán, Italia, Chile etc. Pero la razón principal del descontento de los medios occidentales tras la victoria de Trump es el deseo del presidente republicano de normalizar las relaciones con Moscú, lo que es contrario a los intereses de la élite neoconservadora.

Mientras tanto, la OTAN se aproxima a la frontera occidental de Rusia, llevando a cabo las maniobras de mayor escala desde los tiempos de la operación Barbarroja de Adolf Hitler, así que Vladímir Putin sí tiene razones para tener cuidado.

La difamación es un mal devastador, cuyas peligrosas consecuencias están bien descritas por Pierre-Augustin de Beaumarchais en su mítica obra de teatro El barbero de Sevilla (1773).

“Rusia es un gran país”, por lo cual Francia tiene que mejorar las relaciones bilaterales con Moscú, concluyó Baslé.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here