Compartir

Puede que pronto el Congreso estadounidense apruebe un proyecto de ley que supone la reducción de la ayuda militar a Kiev hasta unos 150 millones de dólares, que es menos de la mitad del monto que Ucrania recibió en 2016. ¿Cuál es la razón detrás de esta decisión de EEUU?

De acuerdo con este proyecto, el Pentágono puede destinar fondos “al entrenamiento, equipamiento, armas de protección, logística e inteligencia”. Entretanto Washington ignora las llamadas permanentes de Kiev que buscan incentivar que EEUU le suministre armas ofensivas para usarlas en la “operación antiterrorista” en Donbás.

En abril de 2016 la entonces representante permanente de Estados Unidos ante la ONU, Samantha Power, dijo que una solución militar a la crisis en el este de Ucrania significaría un desastre para todos.

“Muchas más personas sufrirían”, avisó.

Como resultado Kiev tuvo que conformarse con equipamiento de jeeps militares, equipos de visión nocturna y chalecos antibalas; todos ‘jubilados’. Se señala que una vez el proyecto de ley esté aprobado, las esperanzas de Kiev de resolver el conflicto en Donbás por la vía militar serán frustradas.

Cabe indicar que el nivel del apoyo estadounidense a Kiev se vuelve insignificante en comparación con los miles de millones de dólares que Washington envía a Israel u otros aliados en el mundo, como Irak o Egipto.

Las sanciones que Occidente impuso contra Rusia bajo presión de EEUU ya costaron unos 100.000 millones de dólares a Washington y sus aliados europeos.

Al entender las posibles consecuencias graves de la ayuda militar estadounidense a Kiev, en particular en el contexto de la inestabilidad política en Ucrania y la retórica de ‘gatillo fácil’ de varios políticos de este país eslavo, el presidente Donald Trump ha renunciado a los principios de ‘valores comunes’, subyacentes para la expansión de la OTAN hacia el Este en la época de la Administración anterior de EEUU.

“Al guiarse por principios de ‘valores comunes’, los norteamericanos se movieron hacia el Este tratando de hacer que cada vez más países acepten su ideología. La nueva Administración no comparte esta estrategia, especialmente en el caso de Ucrania”, dijo el científico político Borís Mezhúiev en una entrevista a la cadena rusa RT.

Agregó que cualquier apoyo a Kiev por parte de Occidente amenaza con una confrontación alargada con Rusia. Enfatizó que los norteamericanos ven a Ucrania como un medio para ‘trolear’ a Rusia así que mantendrán al Estado ucraniano en el limbo sin gastar mucho, solo para estar seguros de que esté vivo.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here