Compartir

Los activistas y líderes de grupos indígenas sostuvieron algunas pancartas e imágenes de Berta Cáceres, gritando consignas como “Berta vive, vive, la lucha sigue, sigue”, “Berta no murió, se multiplicó” en Tegucigalpa al cumplirse un año del asesinato de la ambientalista.

La líder ambientalista Berta Cáceres fue asesinada hace un año en su casa de la ciudad La Esperanza, Honduras. Todavía su caso no se ha resuelto y las denuncias de encubrimiento hacia el Gobierno de Juan Orlando Hernández se multiplican. Mientras tanto, su muerte sigue impune.

Honduras es uno de los países con la tasa más alta de homicidios a nivel mundial. A lo que se le suma la declaración por la organización internacional Global Witness, especialista en delitos ecológicos, como la nación más peligrosa del mundo para los ecologistas. Según un informe presentado este año en Tegucigalpa de esta institución más de 123 ecologistas han sido asesinados en tierras hondureñas desde 2010.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here