Compartir

Un alto acatamiento y respaldo tuvo la marcha de los docentes argentinos que salieron con todas sus fuerzas en una jornada que paralizó las principales avenidas de la capital.

Cientos de banderas ondearon desde la plaza de Congreso, pasando por otras avenidas como Callao, donde se podían ver a profesores, alumnos, organizaciones sociales y trabajadores del Estado unidos en defensa de la educación.

En una tarima montada frente al Ministerio de Educación hablaron varios líderes sindicales.

Teníamos que estar camino a un convenio colectivo para el sector y hacen todo lo contrario. Esta respuesta que damos hoy es producto del incumplimiento del Gobierno que está decidido a tomar medidas unilaterales, apuntó Sergio Romero, líder de la Unión Docentes Argentinos.

El Gobierno lo está complicando todo y lo invito a que recapacite. Si no hay solución a la problemática haremos un nuevo paro de 48 horas’, advirtió.

Asimismo resaltó que el presidente Mauricio Macri inauguró hoy el ciclo escolar en Jujuy, un ciclo que no empieza, dijo. En esa provincia hay un acatamiento del paro del 95 por ciento, precisó.

‘Olé olé, olé olá, por un salario vamos a luchar, que sea igual a la canasta familiar’, gritaban unos frente al palacio Pizzurno, sede del Ministerio de Educación, en tanto otros fueron más duros con frases contra el presidente.

A su turno la secretaria general de Ctera (Confederación de Trabajadores de la Educación), Sonia Alesso, apuntó que cuando piden una discusión salarial, no es solo por el sueldo. Nosotros, manifestó, hacemos paro sí, para cambiar esta política que no ejecuta los planes, que nos terminan robando la plata que no llega a las escuelas.

Esto recién empieza, la lucha es larga, tenemos que estar fortalecidos, acotó.

Por su parte el secretario de la Confederación General del Trabajo, Carlos Acuña, recordó la marcha de mañana, que se espera sea aún mayor, y adelantó que probablemente haya un paro de a finales de mes de 24 horas.

Tenemos que exigirles a los presidentes que cumplan con los compromisos de campaña porque están haciendo todo al revés de lo que prometieron, enfatizó.

Mientras, el líder de la Central de Trabajadores de Argentina (CTA), Hugo Yasky, apuntó: cerca de aquí hay un ministro que duerme la siesta desde hace mucho tiempo y hoy lo estamos despertando.

‘Vamos a apoyarnos como ahora, de pie juntos todos los docentes, con las centrales de trabajadores. No levantaremos los brazos hasta ser escuchados, paritaria nacional o sigue la huelga’, resaltó.

Una masa compacta ocupó unas 20 cuadras en esta gran marcha, la más grande hasta ahora de lo que va de 2017. Según cálculos difundidos por medios de prensa a la movilización asistieron cerca de 50 mil personas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here