Inicio Artículos ‘Nuestro hermano, García Caparrós, fue asesinado por la policía durante la transición’

‘Nuestro hermano, García Caparrós, fue asesinado por la policía durante la transición’

277
0
Compartir

El 4 de diciembre de 1977 miles de personas salieron a las calles en las principales ciudades de Andalucía para reclamar su estatuto de autonomía. En Málaga las fuerzas policiales cargaron contra los manifestantes para impedir que se colgara la bandera andaluza en el edificio de la Diputación. En dichos incidentes, Manuel José García Caparrós, un joven de 19 años, militante de CCOO fue disparado. 40 años después su familia sigue tratando de descubrir quién fue el responsable tanto directo como político en aquellas cargas. Sus hermanas no se cansan de pedir información en el Congreso de los Diputados.

“Nuestro hermano se cruzó en una de aquellas balas y murió camino del hospital, ayudado por gente buena y un pueblo de Málaga, y toda Andalucía, que lloró la muerte de un sencillo y humilde trabajador de 19 años. Nuestro hermano fue así asesinado por la violencia policial”, señala una carta enviada a todos los grupos parlamentarios por Dolores y Purificación García Caparrós, hermanas del asesinado. “Exigimos que se abra de nuevo el caso de nuestro hermano y de aquellas muertes por violencia policial que se han dado en nuestra tierra y en otras tierras también”, añaden.

La familia “nos pide que no lo olvidemos, que ya es hora de acabar con el pacto de silencio”, apunta la diputada malagueña Eva García Sempere, aunque no aclara qué se refiere con eso del “pacto de silencio”. ¿Quién ha pactado el silencio?, ¿qué organizaciones?, ¿cuándo  se firmó ese pacto?

Los documentos cuyo contenido se desconocen son el informe elaborado por la comisión de investigación parlamentaria -denominada entonces Comisión de Encuesta- y tres días de las sesiones parlamentarias sobre este asunto. “No se suele contestar por qué no lo proporcionan, sino que te dicen que es lo que hay publicado y disponible. Lo que queremos es cuando se hicieron las entrevistas a las personas implicadas. Es lo interesante, no sabemos a quién se entrevistó ni qué se dijo”, señala la diputada.

“Queremos que haya una reparación, que se investigue qué pasó con mi hermano. Aquel 4 de diciembre alguien tuvo que dar la orden para que la policía disparara. No con balas de gomas sino con balas de las que matan. Por desgracia le tocó a él. Queremos que haya justicia y que esto salga a la luz”, explicó Purificación el viernes en el Congreso.

Su hermana recuerda que lo único que les dijeron aquel día que tienen grabado en la memoria es que García Caparrós había muerto por un accidente de coche. “A mi padre, cuando fue al hospital, le dijeron que había muerto por ese accidente y no le permitían reconocer el cadáver”, afirma. Hasta última hora, y tras mucha insistencia, el padre no pudo ver a su hijo comprobando que no había signos de accidente sino de disparos.

“De la investigación y los documentos que hay a nosotras nunca nos han dado una respuesta y jamás nos han dicho nada. Cuando se han ido a pedir siempre han estado perdidos o no existían. Estamos a 40 años exactamente como en el primer minuto, después de 40 años ya es hora de qué sepamos qué pasó aquel día”, insiste una de las hermanas. Dolores, por su parte, señala que fue mucho lo que se sufrió aquel día. “Se llevaron la vida de nuestros padres y también la nuestra”, afirma. “40 años mirando para otro lado creo que ya no es de justicia”, afirma.

Según Dolores, el caso de su hermano estuvo silenciado por completo casi 20 años. Hasta que no pasaron dos décadas la gente no empezó a preguntar. Para tapar el crimen y acallar las bocas, en 2013 le nombraron “hijo predilecto de Andalucía”. Una verdadera tomadura de pelo.

En IU empiezan a decir ahora que durante la transición existió mucha impunidad: “Como ocurre con el caso Caparrós, había un encubrimiento de todo el aparato del Estado para que no se resolvieran” los crímenes. Lo que no dicen es que durante 40 años ellos han sido responsables de dicha impunidad.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here