Compartir

Varios oficiales de alto rango de la Marina estadounidense han sido detenidos por intercambiar información clasificada por sobornos y servicios de prostitutas.

Según ha informado este miércoles el diario The Telegraph, un gran jurado federal de EE.UU. ha acusado a nueve miembros activos y retirados de la Marina estadounidense de estar implicados en un escándalo de sobornos conocido como ‘Fat Leonard’.

Las acusaciones fueron presentadas el martes en una corte de San Diego (suroeste del estado de California, Estados Unidos), en la cual se reveló que el almirante retirado Bruce Loveless y los otros oficiales recibieron, durante ocho años, los servicios de prostitutas, comidas fastuosas y viajes de lujo de parte de Leonard Francis —un contratista de Defensa radicado en Singapur—, a cambio de información clasificada.

“Esto es una estafa y una traición de la Marina de Estados Unidos en proporciones gigantescas, y presuntamente fue llevada a cabo por los oficiales de mayor rango de la Marina”, dijo la fiscal federal de San Diego, Alana W. Robinson.

“Esto es una estafa y una traición de la Marina de Estados Unidos en proporciones gigantescas, y presuntamente fue llevada a cabo por los oficiales de mayor rango de la Marina”, dijo la fiscal federal interina Alana W. Robinson.

Se trata de la más reciente revelación formal en un caso de tres años, en el que hasta ahora han sido imputados más de 20 oficiales y exoficiales de la Marina —uno de los peores escándalos de corrupción en la historia de la institución.

Los fiscales estadounidenses detallan que Francis defraudó a la Marina casi 35 millones de dólares, al cobrar precios excesivos por los servicios de su compañía relacionados al suministro de alimentos, agua, combustible y otros artículos para los barcos de la institución militar desplegados en el océano Pacífico.

En el año 2013 también suspendieron a dos almirantes de la Marina estadounidense por un caso de corrupción y filtrar información secreta a cambio de prostitutas y viajes de lujo.

Estas nuevas filtraciones se producen días después de que estallara un escándalo a raíz de la publicación de varias fotos de marines desnudas en un grupo privado de la red social Facebook, que se extendió a todas las divisiones del Departamento de Defensa de EE.UU. (Pentágono).

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here