Inicio Latinoamérica y Caribe PNUD: América Latina se consolida como región de alto desarrollo humano

PNUD: América Latina se consolida como región de alto desarrollo humano

167
0
Compartir

MONTEVIDEO (Sputnik) — América Latina y el Caribe se mantiene como una región con elevado desarrollo humano, según se desprende del Informe Sobre Desarrollo Humano (IDH) 2016, publicado por el PNUD.

“Los progresos realizados en el ámbito del desarrollo humano han sido impresionantes en los últimos 25 años”, señala el informe del PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo).

Pero la agencia de las Naciones Unidas alerta respecto a que “el desarrollo humano ha sido desigual y las carencias humanas persisten”.

En este contexto, la región presenta algunos indicadores generales de desarrollo humano “muy altos” en los casos de Chile (puesto 38) y Argentina (puesto 45), en contraste con países como Paraguay (110), El Salvador (117), Bolivia (118) y Honduras (130), que se encuentran en el listado de IDH “medio”.

Solo Haití, en el lugar 163, integra la lista de países con “bajo” desarrollo humano.

La mayoría de los países de la región, en tanto, tienen un IDH “alto”: Uruguay (54), Panamá (60), Cuba (68), México (77), Brasil (79) y Colombia (95).

Inequidad de género

La situación de las mujeres y las minorías, el fenómeno de las migraciones y las consecuencias del cambio climático son algunos de los temas que el IDH señala como “problemas de desarrollo”.

“En todas las regiones, las mujeres tienen una mayor esperanza de vida que los hombres”, señala el informe al tiempo que consigna: “Sin embargo, en todas las regiones las mujeres registran, en promedio, un IDH más bajo que los hombres”.

En 2012, en América Latina y el Caribe había 117 mujeres en hogares pobres por cada 100 hombres en la misma situación, indica el documento, que destaca además las consecuencias económicas de la inequidad de género.

“La región ve resentida su economía un 14% a causa de las desigualdades en el ámbito laboral”, sostiene el PNUD.

No obstante estos datos, el IDH resalta que América Latina y el Caribe tuvo, en un contexto general de avances, el “rendimiento más fuerte” en cuanto a reducir la brecha en la representación parlamentaria de las mujeres respecto de los hombres.

Otros indicadores

En cuanto a los indicadores de salud, el PNUD señala el descenso de la tasa de mortalidad infantil, que disminuyó 70 por ciento entre 1990 y 2015, así como la erradicación del sarampión en toda América Latina y el Caribe.

Precisamente, el IDH toma como una de sus medidas “la capacidad de llevar una vida larga y saludable”.

Asimismo, el reporte advierte sobre la diferencia de calidad en los servicios públicos y privados y pone el ejemplo de la educación en Argentina.

De acuerdo al PNUD, pese a que entre 2003 y 2011 se produjo un incremento en la inversión en educación pública en ese país, esto no fue suficiente para contener el aumento de la matrícula de la educación privada, que pasó de 22 a 39%.

“Las sociedades altamente inequitativas enfrentan el riesgo de una segmentación entre el sistema público universal y un sistema privado más pequeño para las elites”, señala el informe.

El IDH se mide a partir tres “dimensiones básicas” del desarrollo: la esperanza de vida al nacer, los años promedio de escolaridad y el ingreso nacional bruto por persona.

Además, toma en cuenta cuatro indicadores “compuestos”: el índice ajustado por la desigualdad, el índice de desarrollo de género, el índice de desigualdad de género y el índice de pobreza multidimensional.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here