Compartir

Los llamados rebeldes sirios han reanudado este lunes la evacuación de la última ‎zona que controlan en la ciudad de Homs, en el oeste de Siria.‎

Según ha informado el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), los grupos armados sirios han reanudado la evacuación del distrito de Al-Waer en la ciudad de Homs, cuyo control deben entregar al Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad.

La evacuación se interrumpió hace unos días debido a la ofensiva lanzada por los grupos armados y terroristas contra el Ejército sirio en la provincia de Hama (al norte de Homs): con los enfrentamientos en pleno apogeo no era posible continuar las tareas de la evacuación.

El 14 de marzo los rebeldes y el Gobierno sirio, con la mediación rusa, llegaron a un acuerdo para la evacuación de la última zona que controlan en la ciudad de Homs. Dicho pacto le da el control de la zona a Damasco y permite que los grupos armados y los civiles en Al-Waer se trasladen a la ciudad de Yarabulus, zona en norte de Siria fronteriza con Turquía.

Activistas citados por el OSDH indican que entre 10 000 y 15 000 civiles y cientos de rebeldes permanecen aun en Al-Waer, pero se espera que para el próximo mes hayan finalizado las tareas de la evacuación de dicho distrito.

“Acabaremos con esto antes del atardecer”, ha dicho el gobernador de Homs, Talal Barazi, quien cree que la evacuación de los rebeldes y sus afiliados acabará dentro de seis semanas. También ha comentado que alrededor de 1600 personas podrían ser evacuadas de las zonas bajo el control de los rebeldes en Alepo (norte).

Tras la evacuación de Al-Waer, el Gobierno sirio tendrá el control total de Homs, la tercera mayor ciudad de Siria, conocida por los rebeldes sirios como “la capital de la revolución”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here