Compartir

Argentina solicitó en 2016 a EE.UU. el mayor requerimiento de armas desde la guerra de Malvinas, so pretexto del combate al terrorismo.

El Gobierno argentino, presidido por Mauricio Macri, dedicó el año pasado la mayor parte de su presupuesto militar a la adquisición más grande de armas de los últimos 40 años.

“El Destape reveló el último domingo el pedido estatal de adquisición armamentística de los Estados Unidos por valor de 2 mil millones de dólares, la compra más grande desde la guerra por las Malvinas (1982). Casi la mitad de ese dinero fue recortado de distintas aéreas de la propia Cartera”, desveló el mismo rotativo local en otro informe publicado este lunes.

“El Destape reveló el último domingo el pedido estatal de adquisición armamentística de los Estados Unidos por valor de 2 mil millones de dólares, la compra más grande desde la guerra por las Malvinas (1982). Casi la mitad de ese dinero fue recortado de distintas aéreas de la propia Cartera”, desveló el mismo rotativo argentino.

El texto explica también en qué consiste el equipamiento pedido a Estados Unidos. La nómina incluye desde aviones de caza, tanques de guerra y misiles de mediano y largo alcance, y helicópteros de diversos tipos como una docena del tipo Cobra AH1, 10 del modelo Chinook, 16 Black Hawk UH60 y unos 26 Bell 412. También figuran en la solicitud de compra 12 aviones caza F-16, desarrollados por EE.UU. como material exclusivo de exportación y de carácter supersónico.

De igual modo, ha anotado que, durante el año 2016, el Ministerio de Defensa que comanda Julio Martínez recortó diversas partidas de la misma Cartera, vendió inmuebles, canceló programas e incluso retiró voluntariamente a 130 % más de oficiales y suboficiales que en el año 2015; medidas que ya habían provocado denuncias en el país.

Aproximadamente 925 millones de dólares del presupuesto del Ministerio de Defensa han sido dirigidos a la compra de armamento indica el periódico a la vez que señala que 1800 efectivos fueron retirados del operativo “Escudo Norte”, creado en 2011 por la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien se mostró muy alarmada por el escándalo por la polémica compra de equipamientos militares.

“Uno no puede dejar de asombrarse que en el marco de la situación económica y social del País, el Estado destine más de 2000 millones de dólares para la compra de sofisticado armamento de guerra, constituyendo la mayor adquisición de armas de los últimos 40 años”, afirmó Fernández en su cuenta de Facebook.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here