Compartir

Francotiradores del movimiento popular yemení Ansarolá eliminan a soldados saudíes durante una serie de operaciones en respuesta a las agresiones de Riad.

Medios locales informaron el sábado de que dos soldados saudíes murieron tras recibir disparos de las fuerzas yemeníes durante una operación de represalia en la sureña provincia de Jizan.

Mientras tanto, indicaron que la artillería yemení se dirigió a las posiciones bajo control de las fuerzas saudíes y los mercenarios extranjeros en la provincia saudí de Najran, causando varias bajas.

Las fuerzas de Ansarolá también lanzaron varios ataques con misiles contra un grupo de soldados saudíes congregados en esa misma provincia.

Por otra parte, en la provincia de Asir, un campo de entrenamiento militar saudí también fue objetivo de varios ataques de misil de las fuerzas yemeníes.

El pasado viernes, nueve civiles yemeníes, entre ellos infantes, murieron durante una serie de ataques aéreos saudíes en zonas residenciales de las provincias de Saná y Saada, en el noroeste del Yemen.

Arabia Saudí, además, reveló sus planes esa misma jornada e indicó que prevé realizar operaciones militares conjuntas con los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y EE.UU. para hacerse con el control del puerto de Al-Hudaida (oeste de Yemen), desde dónde entra más del 70 por ciento de las vitales importaciones de alimentos y ayuda humanitaria.

Aunque el enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para Yemen, Ismail Ould Sheij Ahmed, expresó su “profunda preocupación” por esta eventual operación, parece no importarles a ciertos países que siguen apoyando a Riad con armas y material bélico.

Los ataques de las fuerzas yemeníes contra los objetivos saudíes se llevan a cabo en represalia por la agresión militar de Riad, iniciada en marzo de 2015.

Esta infructuosa y destructiva agresión, que respalda al fugitivo expresidente yemení Abdu Rabu Mansur Hadi, ha dejado desde su comienzo a más de 12.000 civiles muertos, llevando a situaciones infrahumanas a más de 18 millones de personas, es decir, dos tercios de la población de Yemen.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here