Compartir

El presidente paraguayo, Horacio Cartes, destituyó este sábado al ministro del Interior, Tadeo Rojas, y al comandante de la Policía Nacional, Críspulo Sotelo, un día después de las protestas contra la reelección presidencial, en la que murió un joven y fue incendiado parte del edificio del Congreso.

El nuevo ministro del Interior, en carácter interino, es Lorenzo Lezcano, hasta ahora viceministro de Seguridad Interna, y a Sotelo le sustituye Luis Carlos Rojas, hasta ahora su segundo, anunció en rueda de prensa Juan Carlos López Moreira, jefe de gabinete de la Presidencia.

El anuncio se hizo en medio de las exigencias para la dimisión de Rojas formuladas por algunos partidos opositores tras los disturbios del viernes, cuando efectivos policiales irrumpieron en la sede del Partido Liberal y uno de los agentes mató a Rodrigo Quintana, de 25 años y miembro de las juventudes de esa formación.

Rojas y Sotelo habían dado una rueda de prensa este sábado por la mañana en la que denunciaron el arresto de un suboficial de policía como presunto autor de la muerte de Quintana.

La muerte tuvo lugar en el marco de las protestas en las que grupos de manifestantes incendiaron parte del Congreso, después de que la Policía disparara balas de goma contra grupos de manifestantes.

Los incidentes comenzaron después de que 25 senadores votaran a favor del proyecto de enmienda constitucional para habilitar la polémica reelección presidencial, acto que tuvo lugar en las dependencias parlamentarias del Frente Guasú, del expresidente Fernando Lugo, y sin la presencia del resto de legisladores.

El proyecto de esos senadores fue elaborado conjuntamente por el Partido Colorado, de Cartes, por el de Lugo y por algunos legisladores liberales, según reconocieron. Cartes y Lugo buscan presentarse a las elecciones de 2018.

EFE

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here