Compartir

El analista internacional Atilio Borón dijo en diálogo con Sputnik que la Asamblea Nacional de Venezuela “es un Parlamento fantasma que no funciona y cuya única actividad es tratar de derrocar al presidente Nicolas Maduro”.

Borón, doctor en Ciencia Política, dijo al programa ‘En Órbita’ de Sputnik que desde el 6 de enero de 2016, fecha de investidura de la Asamblea Nacional tras las elecciones parlamentarias que dieron mayoría a la oposición, el órgano “no emitió ni una sola ley”.

Sin embargo, recordó que el Parlamento “sacó un voto diciendo que el ciudadano Nicolás Maduro Moro había abandonado su cargo y por lo tanto se ordenaba la realización de nuevas elecciones presidenciales en un plazo perentorio de 90 días”.

“Eso es un golpe de Estado, es un poder que se levanta por encima de los otros, como el Legislativo y el Judicial. Dicen que el presidente se fue y abandonó su cargo, lo cual ostensiblemente no es cierto. Propone nuevas elecciones: eso se llama delito de sedición. Sin embargo, eso nunca fue considerado por la prensa”, comentó el analista.

Maduro convocó a la Asamblea Nacional “para concretar un acuerdo internacional” que permitiera a la petrolera estatal avanzar en la explotación de la Falla de Orinoco junto con empresas privadas, asunto que requería el beneplácito del Legislativo.

“Si el Congreso está en huelga y en una situación de desacato en relación a la Corte Suprema de Venezuela alguien tenía que reemplazarlo. En ese caso el Tribunal Supremo de Venezuela entiende el asunto y le otorga unas facultades extraordinarias al presidente”, explicó.

El analista destacó que fue “el propio Maduro quien ordenó revisar esa sentencia”, porque era para “atender asuntos de extrema necesidad y urgencia” como los acuerdos de explotación petrolera mixta. Borón subrayó que para el Gobierno “los diputados electos seguían en funciones, salvo los tres del Estado Amazonas que se había comprobado que fueron electos fraudulentamente”

“Quien utilizó las armas de la sedición y el golpe de Estado fue la Asamblea y no Maduro. Vivimos en la época de la posverdad: puede pasar las cosas que pase pero la prensa va a inventar la noticia y va a decir cualquier cosa y va a desfigurar absolutamente la realidad con tal de servir a ciertos intereses”, concluyó el entrevistado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here