Compartir

El Comando General de las Fuerzas Armadas de Siria negó categóricamente las alegaciones publicadas este martes en medios de comunicación sobre el uso de sustancias químicas en la localidad de Khan Sheikhun, provincia de Idleb.

En un comunicado, el cuerpo militar afirma que los grupos terroristas acusan continuamente al Ejército de usar gas venenoso contra sus miembros o civiles cada vez que fracasan en lograr los objetivos.

De igual manera usan tal argumento en un intento desesperado para justificar su fracaso y mantener el apoyo de sus patrocinadores.

A esta declaración se unió otra de la cancillería en la que se subraya que Siria niega decisivamente el uso de gas venenoso en Khan Shaikhoun o en cualquier ciudad u otro pueblo sirio, porque el Ejército ‘no tiene ningún tipo de arma química y nunca las utilizó anteriormente, no las utilizará y tampoco busca adquirirlas’.

Siria afirma que ha cumplido todas sus obligaciones con la Convención sobre armas químicas desde su adhesión a ésta en 2013 y que las organizaciones terroristas armadas y sus operadores son los que han fabricado estos eventos y otros para acusar al Estado sirio’.

Nuestro país, apunta la comunicación, informó durante las últimos años a Naciones Unidas, al Consejo de Seguridad y a una serie de países amigos, de forma detallada y precisa, acerca de la introducción de materiales tóxicos por parte de los grupos terroristas, incluyendo la provincia de Idleb -desde Turquía- para su posterior uso.

La República Árabe Siria reitera que todas estas acusaciones fabricadas no afectarán su decisión de continuar luchando contra el terrorismo, sus organizaciones y partidarios en Turquía, Arabia Saudita, Qatar y parte de la Unión Europea, así como trabajará para llegar a una solución política, subraya la nota.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here