Inicio Destacado España: El régimen pretende encarcelar a 12 raperos

España: El régimen pretende encarcelar a 12 raperos

553
0
Compartir

La Fiscalía pide cárcel para 12 raperos de La Insurgencia

12 miembros del colectivo de hip-hop La Insurgencia se enfrentan a una petición de pena de dos años de prisión por el contenido de las letras de varios de sus temas, que suben a un canal de YouTube que cuenta con 2.878 suscriptores. La Fiscalía de la Audiencia Nacional considera que sus canciones ensalzan a “organizaciones terroristas de extrema izquierda”, principalmente el Grupo de Resistencia Primero de Octubre (Grapo).

Hay también un menor acusado, que ha sido derivado al juzgado especializado a cargo de José Luis Castro.

Los artistas, que utilizan sobrenombres como Lokutor, Inessa o Likor K, cuentan con una amplia difusión de sus temas, que en algunos de los casos rozan las 10.000 visualizaciones en el canal de YouTube.

El canal se define como un colectivo musical que pretende fomentar el internacionalismo y expandir la cultura revolucionaria. Una de sus pretensiones es la de elevar “el nivel de conciencia de las masas trabajadoras”, explica la descripción de su contenido, en la que los ‘insurgentes’ se despiden con un“¡Salud y Revolución!”.

La Insurgencia cuenta con 152 temas que complementan con otro centenar de contenidos de vídeo, poesía y trabajos adicionales. En uno de ellos, por ejemplo, defienden al también rapero Valtonyc, condenado a tres años y medio de prisión por “enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas e injurias a la Corona”.

Las canciones incluyen consignas revolucionarias y buscan incitar al obrero “a levantarse”. “No tenemos que permitir que los ricos vivan tranquilos”, defiende el tema ‘Nuestro único interés es que despiertes’, en que se asegura que el colectivo es “de Paco Cela” Seoane, el histótico preso de los Grapo. “Los antifas llenan trenas”, denuncian en otra de las letras, en donde aseguran estar en “pie de guerra” y eligen luchar “hasta que el burgués se muera”.

Los acusados defienden el contenido de sus composiciones y aseguran que les ampara la libertad de expresión. En enero iniciaron una gira destinada a recaudar fondos para afrontar los gastos judiciales y “darse a conocer” para que trascienda la “represión” que aseguran sufrir.

“Podrán ilegalizar nuestro colectivo, censurar nuestra música o encerrarnos, pero no podrán impedir que surjan más insurgencias en los barrios”, advertían, reclamando absolución y amnistía total.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here