Compartir

Las Fuerzas Aeroespaciales de Rusia serán dotadas de un complejo de misiles antiaéreos S-500 en un futuro próximo, según declaró a los medios el comandante de este cuerpo, coronel general Víctor Bóndarev.

“Cada año recibimos cinco complejos antimisiles S-400 y estamos satisfechos con este ritmo de desarrollo, así, no dejamos de avanzar y ahora se está desarrollando el complejo más avanzado, el S-500. En un futuro próximo, entrará en servicio operativo”, indicó.

Anteriormente, el jefe de la Academia Militar de la Defensa Aeroespacial Zhukov, Vladímir Liaporov, subrayó que las Fuerzas Armadas de Rusia ya están preparando a los especialistas para el futuro uso a gran escala de los sistemas S-500.

El S-500 es un sistema antimisiles de nueva generación. Tiene un alcance de 600 kilómetros y es capaz de derribar simultáneamente hasta 10 misiles balísticos —volando a una velocidad de 7 kilómetros por segundo—, así como a aeronaves y misiles de crucero.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here