Compartir

Tras una conversación telefónica mantenida este martes entre el ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, y su homólogo iraní, Hossein Dehgan, Moscú y Teherán han condenado el bombardeo llevado a cabo por EE.UU. contra la base aérea siria de Shayrat, debido a que ese ataque contribuye a la revitalización de los terroristas.

“Los ministros discutieron la situación en la región después del ataque con misiles llevado a cabo por EE.UU. contra la base aérea de Shayrat. Las acciones de Washington contradicen el derecho internacional y contribuyen al fortalecimiento del Estado Islámico y otras organizaciones terroristas“, señala un comunicado del Ministerio de Defensa ruso.

Las partes además abordaron los pasos a seguir en Siria en la lucha contra el terrorismo internacional.

La semana pasada, EE.UU. lanzó 59 misiles de crucero contra la base de Shayrat, situada en la provincia siria de Homs, en represalia a un ataque con armas químicas supuestamente perpetrado por Damasco contra la localidad de Jan Sheijun, en la provincia de Idlib, el cual dejó más de medio centenar de muertos, entre ellos numerosos niños, según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

El Gobierno sirio ha negado rotundamente el uso de materiales químicos o tóxicos en la localidad y responsabiliza del ataque a los grupos terroristas que operan en la zona.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here