Compartir

En medio de una elevada tensión entre Rusia y Estados Unidos, el portavoz de la Casa Blanca afirma que su país volverá a atacar Siria ‘al 100%’.

El Gobierno de EE.UU. barajará “definitivamente” adoptar nuevas medidas militares contra Siria, indicó Sean Spicer en una entrevista concedida el miércoles a la cadena de televisión local Newseum.

“El presidente (de EE.UU., Donald Trump) expresó el pasado jueves por la noche que va a lanzar una acción decisiva, proporcional y justificada para corregir los errores”, recalcó, en alusión al aluvión de misiles de crucero modelo Tomahawk que el país norteamericano descargó sobre el aeródromo militar de Al-Shairat, en el oeste de Siria.

“El presidente (de EE.UU., Donald Trump) expresó el pasado jueves por la noche que va a lanzar una acción decisiva, proporcional y justificada para corregir los errores”, dijo el portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer.

Con estas afirmaciones, Spicer contradijo al propio Trump, quien dejó en claro el martes que su Administración ya no va a tomar acciones contra Damasco. “Nuestra política sigue siendo la misma (…) nada ha cambiado. No vamos a entrar en Siria”, declaró el mandatario.

El primer ataque directo estadounidense contra el Gobierno sirio fue presentado por Washington como una represalia a un ataque en el que se empleó un gas tóxico, en la provincia de Idlib (noroeste sirio), del que acusa sin pruebas al Gobierno de Damasco. Tanto Damasco como Moscú negaron la versión estadounidense sobre el suceso.

En este contexto, Spicer volvió a culpar al Gobierno del presidente sirio, Bashar al-Asad, del ataque químico, al tiempo que amenazó con que tienen “todas las opciones sobre la mesa”, según recogió el periódico británico Independent.

Tras el bombardeo estadounidense, la brecha entre Washington y Moscú ha ido in crescendo. Moscú ha denunciado en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU) que el bombardeo del viernes supone un “acto de agresión ilegítimo”. Rusia también ha enviado varios buques de guerra a su base naval en la costa occidental de Siria.

El ataque a Siria ha despertado una ola de condenas y rechazo tanto a nivel regional como internacional. Damasco ha achacado la medida a un intento por reforzar a los grupos extremistas que luchan contra el Gobierno sirio y atentan contra toda la nación.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here