Compartir

Yeniree Daza.Durante el último discurso público del entonces presidente del República Bolivariana de Venezuela, Hugo Rafael Chávez Frías, realizado el 8 de diciembre de 2012 en Cadena Nacional de Radio y Televisión, anunció al pueblo venezolano que ante el hecho de enfrentarse a su posible ausencia física su “opinión firme, plena como la luna llena, irrevocable, absoluta, total, es que se elija a Nicolás Maduro como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela”.

Con su visión, siempre plantada hacia el futuro, el Comandante Chávez advirtió que “No faltarán los que traten de aprovechar coyunturas difíciles para, bueno, mantener ese empeño de la restauración del capitalismo, del neoliberalismo, para acabar con la Patria. No, no podrán, ante esta circunstancia de nuevas dificultades -del tamaño que fueren- la respuesta de todos y de todas los patriotas, los revolucionarios, los que sentimos a la Patria hasta en las vísceras, como diría Augusto Mijares, es unidad, lucha, batalla y victoria…”.

Después de tres meses, el 5 de marzo de 2013, parte físicamente el Comandante Eterno y el vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro Moros, asume, por mandato constitucional, la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela.

En este contexto, el Consejo Nacional Electoral (CNE) convoca a elecciones presidenciales para someter a la consulta soberana, democrática y popular al próximo jefe de Estado para el período 2013-2019, la fecha de las elecciones fue establecida para el domingo 14 de abril del 2013.

Nicolás Maduro Moros gana la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela después de las elecciones realizadas en la fecha pautada, el Primer Mandatario Nacional obtuvo un 50,56% del total de los votos y derrota al contendor opositor Henrique Capriles Radonski, que obtuvo 49,07%, de esta forma garantiza la continuidad de la Revolución Bolivariana y del legado social y político del Comandante Eterno, Hugo Rafael Chávez Frías.

Hasta abril de 2013 la Revolución Bolivariana había salido invicta en 17 elecciones de 18 que se habían realizado, en 14 años, siendo la de mayor complejidad histórica la ganada por el nuevo Presidente de la República.

Pese a que el ahora inhabilitado y gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles Radonski, había salido victorioso en distintos comicios electorales regionales puso en duda la decisión emanada por el Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Nosotros no vamos a reconocer los resultados hasta que no se cuenten los votos uno por uno”, expresó el candidato que había sido derrotado una vez más en elecciones presidenciales.

Continuando sus llamados violentos y el desconocimiento al legítimo Gobierno Constitucional del presidente, Nicolás Maduro, el gobernador de miranda llamó a los ciudadanos para que descargaran “toda esa arrechera”.

El presidente, Nicolás Maduro Moros, fue juramentado este 19 de abril por la Asamblea Nacional como presidente constitucional de la República Bolivariana de Venezuela para conducir los destinos del país durante el periodo 2013-2019.

La juramentación del electo presidente Nicolás Maduro, estuvo acompañada de 61 jefes de Estados del mundo, organizaciones internacionales, representantes de los poderes del Estado, el tren Ejecutivo y cientos de miles de venezolanos y venezolanas que ocuparon las calles de Caracas para manifestar su júbilo por la consagración de quien representa la continuidad de la Revolución Bolivariana.

Inició del golpe de Estado continuado contra el presidente Nicolás Maduro

Bajo estas circunstancias el Primer Mandatario Nacional realiza la primera denuncia sobre la preparación de un golpe de Estado en el país por parte de la derecha venezolana

“Mayoría es mayoría y debe respetarse en democracia, no se pueden buscar emboscadas, inventos para vulnerar la soberanía popular (…) eso sólo tiene un nombre: golpismo. Quien pretende vulnerar la mayoría en la democracia lo que está es llamando a un golpe”, dijo durante un discurso que pronunció el presidente Maduro en el acto de proclamación ante el Consejo Nacional Electoral (CNE).

Desde abril de 2013 el Gobierno Bolivariano ha denunciado ante la comunidad nacional e internacional los reiterados llamados a golpes de Estado realizados por la derecha venezolana, así como los ataques multiformes que han afectado el ámbito económico, financiero, alimentario y comunicacional de la Nación.

Contra Venezuela se han desarrollado de manera ininterrumpida un proceso de agresión continua y se ha intensificado desde que el presidente Nicolás Maduro ganó las elecciones, la derecha nacional e internacional ha causado profundas heridas sociales a través del desarrollo de planes terroristas que atentan contra la paz, la estabilidad y los derechos humanos de la Nación.

El 12 de febrero de 2014 el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció ante la comunidad internacional que su Gobierno está enfrentando un intento de golpe de Estado contra la democracia del gobierno que preside.

“Hay un grupo fascista que utiliza las libertades públicas y la democracia para hacer política pública y prepararse para derrocar el Gobierno”, informó Maduro.

Recordemos que en el año 2014 la exdiputada María Corina Machado, quien recibió financiamiento de Estados Unidos para su organización Súmate; el alcalde mayor del Distrito Metropolitano de Caracas, Antonio Ledezma y Leopoldo López, exalcalde de Chacao, convocaron a protestas con fines golpistas, denominada “La Salida”.

Este llamado irresponsable desencadenó los hechos violentos llamados “Las Guarimbas”, que dejaron un saldo de 43 personas asesinadas; más de 800 heridos y daños materiales superiores a los 10 mil millones de dólares, debido a la quema de centros de salud, universidades, unidades de transporte público y centros de distribución de alimentos, entre otras acciones vandálicas.

Factores internacionales acentúan sus acciones sobre Venezuela

Exactamente un año después, el 12 de febrero de 2015, el entonces presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello Rondón, presentó pruebas de una nueva denuncia realizada por el presidente Nicolás Maduro, del intento de un plan golpista de la oposición venezolana contra la democracia en la Patria de Bolívar.

El diputado Cabello, junto con el alcalde de Caracas, Jorge Rodríguez, presentó las evidencias del plan que pretendía bombardear puntos estratégicos del país como parte del golpe de Estado para derrocar al presidente venezolano.

Detalló que entre los “objetivos tácticos” militares, se encontraban, en primera instancia el Palacio de Miraflores (sede de Gobierno); el Consejo Nacional Electoral (CNE); el Ministerio para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz; el Ministerio para la Defensa y el canal multiestatal teleSUR, este plan fue denominado “Operación Jericó”.

En marzo de 2015 el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Barack Obama, declara a Venezuela una “inusual y extraordinaria amenaza para la seguridad nacional y la política exterior de Estados Unidos”., declaratoria que fue rechaza de manera contundente por el pueblo venezolano y los países de la región.

En este contexto, John Kelly, anterior jefe del Comando Sur de EE.UU., expuso ante el Comité Senatorial de los Servicios Armados del Congreso de los Estados Unidos, el 12 de marzo de 2015, que desde ya se implementaba el plan de alertar al mundo sobre la “crisis humanitaria” en Venezuela.

En julio del 2015 el nuevo secretario general de Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, comienza a reunirse con la ultraderecha venezolana para armar una componenda internacional contra el gobierno del Jefe de Estado, Nicolás Maduro.

La AN se suma la agenda golpista y desestabilizadora

El 6 de diciembre de 2015 se realizan las elecciones parlamentarias y la oposición venezolana obtiene la mayoría en la Asamblea Nacional (AN). En enero de 2016 el presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, lanzó un ultimátum al presidente de la República, Nicolás Maduro, donde expresaba que en seis meses ocurriría un cambio de gobierno.

El Jefe de Estado da a conocer la Agenda Económica Bolivariana, el 18 de enero de 2016, un proyecto creado para formar el nuevo esquema económico del país que tiene por objetivo romper con el rentismo petrolero y en la que participan empresas socialistas y el sector privado del país.

Recordemos que el ingreso de divisas por concepto de venta petrolera para enero de 2016 fue de 77 millones de dólares, mientras que en el mismo mes pero del año 2010 se ubicaba en 3 mil 317 millones, lo que representa una caída superior a 4.207 %.

Ante el panorama antes expuesto se creó el Consejo Nacional de Economía Productiva, constituido por lo 14 motores para el desarrollo productivo de Venezuela, de esta forma se inicia el ataque frontal a guerra económica liderada por la derecha venezolana contra el Gobierno Bolivariano.

El 12 de marzo, se consolida una gran victoria en defensa y protección de la alimentación del pueblo venezolano el mandatario Nacional, Nicolás Maduro, anuncia la creación de los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP); un gran plan logístico que se ha desarrollado en Venezuela para la distribución de alimentos al pueblo de manera directa, casa por casa.

El modelo de distribución directa de alimentos, que funciona en los 24 estados de Venezuela, combate el contrabando de extracción de productos prioritarios como harina de maíz, aceite comestible, arroz, pasta, leche en polvo, caraotas, azúcar y café. Hasta la fecha en el país se tienen registrados más 27 mil CLAP que llegan a 6 millones de hogares venezolanos.

El 29 de marzo del año 2016, la AN aprobó una Ley de Amnistía, la cual presenta fuertes elementos para proteger a los terroristas responsables de vulneraciones a los derechos humanos de los venezolanos.

El 5 de abril de 2016, Almagro infiere nuevamente en los asuntos internos de Venezuela pidiendo al Presidente Maduro que firme “inmediatamente” la ilegal Ley de Amnistía elaborada por el Parlamento, que continuaba en abierto desacato a las decisiones del Poder Judicial. Dicha legislación pretendían garantizar la impunidad a ciudadanos procesados por delitos graves.

El 19 de abril de 2016 sale a la luz pública una agenda del Comando Sur de EE.UU., contra Venezuela, que es titulado “Operación Venezuela Freedom-2” en la misma se revela que para cumplir con los planes de la derecha de adelantar la culminación del mandato del presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se está apuntando a una salida violenta.

El 26 de abril el CNE entregó a la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), planillas para la recolección de firmas necesarias para la activación del referendo revocatorio contra el Mandatario Nacional.

Entre marzo y abril del año 2016, pese a los constates ataques que se desarrollaban en su contra, el presidente Maduro logró superar la crisis energética más grave que ha afectado el país producto de una sequía, categorizada como la más severa desde el año 1950.

En Venezuela un 70% de la energía se genera por la hidroeléctrica del embalse Guri, al reducirse las lluvias, los niveles de este embalse disminuyeron casi al nivel mínimo. La contrarrevolución trató de aprovechar esta circunstancia para desarrollar múltiples sabotajes eléctricos, buscando crear caos energético, enojo social y protestas.

Así fue como se creó una estrategia de ahorro energético que sustituyó millones de bombillos incandescentes por ahorradores, se reemplazaron los viejos aires acondicionados por otros de nueva tecnología, se estableció un horario especial para el ahorro en la administración pública y decretó un plan especial nacional de consumo eléctrico y de agua de manera prudente.

El 14 de julio del año 2016, la AN intentó anular la designación de 13 magistrados, el Poder Legislativo pretendió cancelar al Poder Judicial, argumento que usa actualmente la AN al denunciar que el máximo tribunal intenta anularle.

El 28 de julio del año 2016, la AN decidió incorporar a tres diputados de Amazonas, acusados de haber obtenido su victoria mediante fraude electoral, desacatando así una sentencia del TSJ, es de este modo que sus actos comienzan a declararse nulos al desobedecer tal sentencia.

Para el 1 agosto el CNE precisó que de un millón 957 mil 779 rúbricas introducidas por la coalición de partidos de oposición, autoproclamada Mesa de la unidad Democrática (MUD), unas 605 mil 727 no cumplieron con los criterios establecidos por la norma para iniciar el proceso de referendo revocatorio.

De ellas, 307 mil 747 no cumplieron con uno o más criterios y que 97 mil 158 planillas solo contenían datos en un campo: 86 mil 337 solo tenían el nombre y el apellido, 80 mil 105 solo la huella del elector, 18 mil 338 solo el ciudadano a revocar, 7 mil 823 solo el cargo a revocar, mil 805 solo la firma y 396 solo la cédula del elector.

De este modo, quedaron anuladas aquellas firmas en las que no se llenaron los campos obligatorios de los formularios, que la derecha debía entregar como constancia de que el proceso había sido transparente.

Desde el 13 hasta el 18 de septiembre se desarrolló en la República Bolivariana Venezuela la XVII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL), en la cual se le dio un apoyo total al gobierno venezolano, pese al saboteo de la oposición nacional para que la misma no se desarrollara.

El 17 de septiembre de 2016 la Patria de Bolívar recibió oficialmente la presidencia pro témpore del MNOAL, de manos de la República Islámica de Irán, siendo la primera vez que Venezuela asume las riendas de la organización internacional, fundada oficialmente en 1961, y que está integrada por 120 países.

Entretanto en octubre del año 2016 se inició en la AN un procedimiento de juicio político al Presidente, es decir, el poder legislativo pretendía revocarle el mandato otorgado por millones de venezolanos al actual mandatario, pretendiendo llevar a cabo una acción no estipulada en nuestro marco legal, específicamente en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

El 22 de octubre la Dirección Nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) denunció el nuevo el plan subversivo llamado Operación “Cóndor” Plan Rock and Roll, promovido por la derecha venezolana.

Este plan contemplaba alegar el abandono del cargo por parte del Jefe de Estado, convocatoria de un paro nacional, marcha hasta Miraflores, asedio a los cuarteles militares, ataque a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana e intervención de la embajada de los Estados Unidos, esto de acuerdo a investigaciones que se le hicieron al dirigente de Voluntad Popular y concejal del municipio San Cristóbal, Táchira, José Vicente García.

El 30 de noviembre en Viena, se firma un histórico acuerdo entre países miembros y no miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), con el objetivo de disminuir la producción para estabilizar los precios del mercado petrolero y disminuir las exportaciones.

El presidente Nicolás Maduro, el ministro del Petróleo, Eulogio Del Pino y la canciller, Delcy Rodríguez, realizaron durante dos años giras de trabajo por países OPEP, productores del Medio Oriente y Rusia, para fomentar alianzas energéticas y financieras que permitieran poner fin al ciclo de reducción de precios del crudo, el más bajo de los últimos 40 años.

Gracias a esta gran victoria liderada por el Gobierno Bolivariano los precios del petróleo, que estaban en 24 dólares en enero, sobrepasaban los 45 dólares a final de diciembre 2016.

El 20 de diciembre de 2016 el presidente Nicolás Maduro, informó que la inversión social en Venezuela durante el 2016 había sido de 71,4%, a pesar de las dificultades económicas por las que ha atravesado el país.

“En el año más duro y más largo de arremetidas totales hemos llevado la inversión social a un margen récord, la riqueza del país que administra el gobierno en bolívares y en dólares lo hemos llevado a 71, 4%. De cada 100 bolívares que pasa por las arcas nacionales, 71,4% ha ido este año a la inversión social, porque nuestra estrategia es proteger al pueblo: su salud, educación pública, vivienda, salario”, enfatizó.

Asimismo durante el 2016, Venezuela alcanzó una cifra record en Suramérica, el porcentaje de personas jubiladas que reciben una pensión (aunque no hayan podido cotizar a la seguridad social durante su vida activa) alcanzó el 90%.

Pese a la confabulación en su contra el presidente sigue trabajando

El 9 de enero del año 2017, se aprobó en la ilegitima Asamblea Nacional un acuerdo que declaraba el abandono del cargo del Presidente de la República, esta medida buscaba acceder al poder sin realizar elecciones presidenciales y respondía a lo que ya había denunciado el PSUV.

Pese a los ataques continuos el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, entregó el día 23 de febrero la vivienda número 1 millón 500 mil en el urbanismo Colinas de Río Tuy, en la localidad de Cúa, estado Miranda.

“Gracias a nuestro Comandante (Hugo) Chávez, la Gran Misión Vivienda Venezuela llega hoy a un millón 500 mil hogares. Récord mundial”, celebró.

La Gran Misión Vivienda Venezuela (GMVV) es la encargada de construir viviendas para las familias venezolanas humildes, a precio regulado.

Asimismo hasta este año 2017 se han entregado más de 5 millones de computadoras y tablas Canaima a estudiantes y maestros pertenecientes a instituciones educativas de todo el país.

El Proyecto Canaima Educativo, creado por el Comandante Hugo Chávez en el año 2009, ha continuado distribuyendo de forma masiva y gratuita computadoras a los estudiantes y profesores de la Nación, sin ningún tipo de discriminación gracias a un convenio entre Portugal y Venezuela.

El Gobierno Bolivariano, a través del Ministerio del Poder Popular para la Educación (MPPE) y su Dirección General de Recursos para el Aprendizaje, ha asumido como política educativa la elaboración y distribución de la Colección Bicentenario, en toda Venezuela.

Con objetivo de entregar textos educativos y proporcionar una mejor calidad de estudio la Revolución Bolivariana ha logrado entregar más 120 millones de libros desde el año 2011para los niños, niñas y la juventud de la Nación.

La AN en desacato continua sus arremetidas en conjunto con la derecha regional, realizando el acto de mayor gravedad el 21 de marzo del año 2017, cuando deciden respaldar la activación de la Carta Democrática Interamericana de la Organización de Estados Americanos (OEA), en el país, lo cual podía ser catalogado, de acuerdo a la normativa legal, como traición a la patria.

El 6 de abril de 2017, el máximo funcionario militar de los Estados Unidos para América Latina, Almirante Kurt W. Tidd, presentó un informe al Senado advirtiendo que Venezuela podría ser un factor “desestabilizador” en la región.

“Venezuela atraviesa un período de inestabilidad significativa el año en curso debido a la escasez generalizada de medicamentos y comida, una constante incertidumbre política y el empeoramiento de la situación económica “, así lo afirmó el Jefe del Comando del Sur de los Estados Unidos en su informe al Comité de Servicios Militares del Senado.

Estas declaraciones, que atentan contra la paz, aparecen justo cuando Estados Unidos y otros países miembros de la OEA ejercen presión sobre Venezuela.

Ante estos hechos de evidente corte antiinstitucional y golpista que atentan contra el presidente legítimo y constitucional de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, la ultra derecha regional guardó silencio cómplice y en los casos más descarados brindaron su apoyo a las acciones de una derecha que violenta nuestra Constitución.

Desde su toma de posesión del cargo, el Presidente popularmente electo por mayoría de votos para el período 2013-2019, ha implementado un Gobierno de Calle que le permita mantener conexión directa con el pueblo organizado para escuchar así las solicitudes de las comunidades, método que articulado con el cumplimiento del Plan de la Patria le permitirá mantener en vigencia el legado del Comandante Eterno, Hugo Chávez y consolidar la construcción de la Revolución Bolivariana.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here