Compartir

El Gobierno ruso ha culpado del mortal atentado en las afueras de la ciudad siria de Alepo a fallas del Occidente en la lucha antiterrorista.

“Sin duda alguna, lo sucedido resultó posible debido al enfoque poco constructivo de Occidente sobre la lucha contra el terrorismo internacional en Siria”, afirma Rusia en un comunicado emitido este lunes por su Ministerio de Asuntos Exteriores.

Más de 120 civiles, incluidos unos 68 niños, murieron como consecuencia de un atentado terrorista con coche bomba perpetrado en un aparcamiento de autobuses que evacuaban a civiles de las localidades chiíes de Fua y Kefraya en Idlib (noroeste sirio) a la ciudad norteña de Alepo.

“Sin duda alguna, lo sucedido resultó posible debido al enfoque poco constructivo de Occidente sobre la lucha contra el terrorismo internacional en Siria”, se afirma en un comunicado emitido por la Cancillería rusa.

El comunicado ministerial ruso recalca que Moscú repudia “enérgicamente” el “bárbaro” atentado contra el convoy de refugiados y considera que “este crimen debe ser evaluado por todos los miembros de la comunidad internacional”.

La nota se ha referido, asimismo, al ataque con misiles lanzado el pasado 7 de abril por Estados Unidos contra un aeródromo militar en el oeste sirio y deplora que, “en este contexto, los terroristas se animaron y creyeron en su impunidad”, según recoge la agencia oficial rusa TASS.

Washington presentó la agresión como una represalia al uso de un gas tóxico en la provincia de Idlib (noroeste sirio), del que acusa sin pruebas al Gobierno de Damasco. Tanto Siria como Rusia rechazaron tal señalamiento.

De todos modos, el comunicado subraya que Rusia sigue combatiendo el terrorismo en Siria y respaldando al pueblo sirio en su lucha contra los terroristas de EIIL (Daesh, en árabe), el Frente Al-Nusra (que ahora se denomina Frente Fath Al-Sham) y otras facciones de tinte extremista.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here