Compartir

Las tropas de EE.UU. y Jordania están preparadas para lanzar una ofensiva a gran escala contra el sur de Siria, informan medios libaneses.

Próximamente la provincia de Daraa, en el sur de Siria, podría ser escenario de duros enfrentamientos, ya que EE.UU. y Jordania, alegando combatir al grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), buscan crear una zona de seguridad en esta gobernación y, así, allanar el camino para separar esta urbe del Gobierno sirio, informó el martes el diario libanés Al-Akhbar en un informe.

El grupo EIIL pretende atacar el paso fronterizo de Al-Shahab y las ciudades de Hit y Zizun, fronterizas con Jordania, y, de esta manera, preparar el terreno para que Jordania, EE.UU. y los grupos opositores sirios ataquen a la agrupación extremista en el territorio sirio, aseguró el rotativo.

Asesores estadounidenses y británicos, explicó la fuente, están formando a los grupos armados sirios en los centros militares jordanos y, para tal fin, han creado una sala de operaciones, cuyo comandante en jefe es Ibrahim al-Qurani, excoronel del Ejército nacional sirio.

Asimismo, la publicación añadió que una delegación de militares estadounidenses y británicos se ha infiltrado en Daraa y vigila los movimientos de Daesh en esta ciudad.

Finalmente, concluyó que EE.UU., Jordania y el Reino Unido han desplegado vehículos y equipamientos militares en la frontera de Siria para realizar una agresión en suelo sirio.

En los últimos días medios de comunicación especularon con la posibilidad de que Jordania, el Reino Unido, Estados Unidos, el régimen de Israel y Arabia Saudí pueden haber desplegado fuerzas en la frontera jordano-siria y estar planeando abrir un nuevo frente contra el Ejército sirio en el sur del país.

En respuesta a estas especulaciones, el ministro de Exteriores de Siria, Walid al-Moalem, declaró la semana pasada que Rusia, Irán y Siria han discutido dicha cuestión, y confirmó que los tres países tienen “procedimientos comunes contra cualquier agresión que pueda tener por blanco el territorio sirio”.

Estos hechos han visto la luz dos días después de que EE.UU. atacara la base aérea siria de Al-Shairat, en la provincia central de Homs, desde donde, según la versión de Washington, se había lanzado un supuesto ataque químico contra la localidad de Jan Sheijun, situada en la provincia noroccidental de Idlib.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here