Una ONG israelí condena al régimen de Tel Aviv por establecer un nuevo outpost ilegal en Cisjordania, pese a la reciente promesa de Netanyahu de limitar esa práctica.

La oenegé israelí Paz Ahora informó el viernes en un comunicado que actualmente se está estableciendo un nuevo ‘puesto de avanzada’ (outpost, en inglés), fuera de la cerca que rodea el establecimiento de Adam (también conocido como Geva Binyamin) en el sureste de Ramalá, norte de la Cisjordania ocupada.

Asimismo, repudió que ese acto constituya la primera violación del primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu a su promesa hecha a finales del pasado mes de marzo de evitar la construcción de nuevas colonias en los territorios ocupados palestinos.

“Paz Ahora (Shalom Ajshav) se ha enterado de que actualmente se está estableciendo un nuevo ‘puesto de avanzada’ (outpost, en inglés), fuera de la cerca que rodea el establecimiento de Adam (también conocido como Geva Binyamin) en el sureste de Ramalá”, norte de la Cisjordania ocupada”, condenó dicho organismo.

Paz Ahora recordó que, según la promesa de Netanyahu, el régimen israelí prohibiría la creación de nuevas colonias ilegales y solo autorizaría a construir en las ya existentes, condición igualmente ilegal para la comunidad internacional.

Lo que distingue, prosiguió el comunicado, este asentamiento de otros es la cínica explotación de los líderes colonos a partir de la situación económica de los nuevos residentes del ‘outpost’ mediante la concesión de tierra libre, donde se les permite construir casas ilegalmente, siempre que contribuyan a obstruir la creación de un Estado palestino.

Desde que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, fue investido ha mostrado una línea más suave hacia los asentamientos y los militares y colonos israelíes, aprovechando esta situación, atacan a los ciudadanos palestinos en sus propias tierras con mayor frecuencia que antes.

La localización de ese nuevo asentamiento está ‘cuidadosamente’ elegida, ya que, de esa manera, la responsabilidad de una futura demolición recae en el consejo municipal de Binyamin, liderado por los colonos israelíes, apuntó Paz Ahora.

Detalló además que el mencionado consejo también cuenta con la autorización de la Coordinación de Actividades Gubernamentales en los Territorios (COGAT, en inglés), que permite las licencias o hace cumplir las órdenes de demolición en un área de Cisjordania.

Al final, acusó al consejo de Binyamin de apoyar, “financiera y políticamente”, a unos 18 puestos de avanzada ilegales dentro de su jurisdicción en el territorio palestino ocupado de Cisjordania.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.