Tremendo golpe de la insurgencia anticolonial afgana contra los askaris de EE.UU.¿De qué le sirvió a Washington lanzar “la madre de todas las bombas”? Quince millones de dólares lanzados contra rocas.

Los talibanes asumieron la autoría del atentado ocurrido el viernes en la provincia afgana de Balkh, al norte del país. El ministro de defensa afgano confirmó este sábado la muerte de 140 soldados en el ataque ocurrido el viernes a una base del Ejército en el distrito de Dehdadi, de la provincia de Balkh.

El grupo insurgente reivindicó el ataque en un comunicado remitido por su portavoz, Zabihullah Mujahid, quien aseguró haber matado y herido a más de 500 soldados. El atentado marca la primera acción insurgente en el país tras el lanzamiento hace una semana del proyectil GBU-43 estadounidense, apodado “madre de todas las bombas”, en territorio afgano.

El ataque comenzó poco después del mediodía de viernes y duro unas seis horas, justo cuando los soldados salían de una mezquita en el interior de la base, tras las oraciones del viernes.

Los talibanes llegaron en tres vehículos militares, con credenciales falsos. Lanzaron un proyectil contra la entrada de la base militar y luego diez de ellos se dirigieron a la mezquita, señaló una fuente militar.

Un portavoz de las fuerzas especiales del Ejército afgano encargadas de neutralizar a los atacantes, Javid Salim, confirmó que los talibanes aprovecharon la pausa religiosa para iniciar su ofensiva y remarcó que todos los talibanes murieron.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.