Rusia reprueba que por un lado, EE.UU. se oponga a que la OPAQ investigue el ataque químico en Siria y por otro, reconsidere una nueva indagación al respecto.

El canciller ruso, Serguei Lavrov, mantuvo una conversación telefónica con el secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, en la que criticó la decisión de Washington de rechazar en la Organización de Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) la iniciativa de Rusia e Irán encaminada a enviar a los inspectores del ente a Siria a fin de comprobar la información sobre el uso de gas sarín en el país árabe.

De esta manera, aludió a la obstaculización de las indagaciones del supuesto ataque químico en Jan Sheijun en la provincia noroccidental de Idlib (Siria) el pasado 4 de abril, lo que evidencia que se busca un cambio de Gobierno en Siria, según denunció Lavrov.

“Los interlocutores acordaron volver a examinar la posibilidad de organizar una investigación imparcial del incidente bajo los auspicios de la OPAQ”, apostilla el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en un comunicado sobre la conversación telefónica entre Lavrov y Tillerson.

“Los interlocutores acordaron volver a examinar la posibilidad de organizar una investigación imparcial del incidente bajo los auspicios de la OPAQ”, apostilla el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en un comunicado emitido el viernes sobre la conversación entre Lavrov y Tillerson.

Rusia e Irán habían propuesto a la OPAQ realizar una investigación a fondo sobre lo ocurrido en Idlib y también en la base aérea de Al-Shairat (en la provincia central de Homs) que fue atacada por EE.UU.

Por otra parte, los cancilleres de Rusia y Estados Unidos abordaron las relaciones Moscú-Washington que experimentan momentos difíciles.”Lavrov volvió a exigir que EE.UU. devuelva a Rusia la propiedad diplomática en territorio estadounidense, confiscada ilegítimamente por la Administración de (Barack) Obama”, reza la nota.

A finales de diciembre de 2016, la Administración de Obama impuso sanciones a nueve entidades e individuos por su presunta “injerencia en las elecciones en EE.UU.”. Además cerró el acceso a dos complejos residenciales en el territorio estadounidense que los diplomáticos rusos solían usar como casas de campo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.