Compartir

RÍO DE JANEIRO (Sputnik) — El Tribunal de Justicia de São Paulo amenazó a los sindicatos de trabajadores del metro y trenes de Sao Paulo con multas si se suman a la huelga general convocada en todo el país contra las reformas económicas del Gobierno de Michel Temer.

“(Los sindicatos) no reivindican los derechos laborales de su categoría frente a los empleadores, sino que apoyan un movimiento iniciativa de centrales sindicales relacionado con la reforma laboral y del sistema de pensiones”, publicó la jueza Ana Luiza Villa Nova en su decisión.

Según su criterio esos pleitos no pueden ser atenidos por el Metro ni por la Compañía Paulista de Trenes Metropolitanos (CPTM), sino por el Gobierno y el Congreso Federal, por lo que el paro carece de justificación.

Así pues establece una multa de 937.000 reales (295.000 dólares) para cada uno de los cuatro sindicatos que representan a los trabajadores del sistema de transporte público de Sao Paulo.

Los sindicatos, por su parte, aseguraron a la prensa local que aún no recibieron la notificación oficial y que la recurrirán en cuanto la reciban.

Antes de esta decisión judicial el alcalde de Sao Paulo, Joao Doria (del conservador Partido de la Social Democracia Brasileña), anunció un acuerdo con Uber y otras aplicaciones de transporte colectivo para que sean una alternativa.

El objetivo es que funcionarios públicos del Ayuntamiento que quieran trabajar puedan desplazarse gratuitamente a sus lugares de trabajo esquivando los obstáculos de las protestas en el transporte público.

Los dos sistemas juntos, de líneas de metro y tren, transportan cada día más de 7,5 millones de personas en el área metropolitana de Sao Paulo, según datos de la Secretaría de Transportes Metropolitanos del Gobierno de ese estado.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here