Compartir

Se reportan altos índices de desnutrición infantil crónica en Honduras, la mayoría de casos se registran en el sector denominado como el Corredor Seco.

El Corredor Seco donde se ubican los departamentos de Copan, Lempira e Intibuca, diversos sectores de sociedad civil responsabilizan de estos índices al Gobierno de Juan Orlando Hernández.

La carencia de alimentos, falta de acceso a servicios básicos de salud, agua potable y saneamiento, son algunas de las causales que año con año favorecen el incremento de los casos de desnutrición crónica infantil en Honduras.

El informe del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef, por sus siglas en inglés), en el tema de nutrición del año 2013 revela que la cifras de desnutrición asciende a la cantidad de 90.000 niños hondureños, para todos estos casos no existe el suficiente personal médico en los hospitales.

Expertos economistas le recomiendan al mandatario Hernández reducir el presupuesto asignado a defensa y seguridad e invertirlo en verdaderas políticas alimenticias.

A pesar de los programas asistencialistas, las donaciones de los gobiernos extranjeros y organizaciones no gubernamentales sigue en alza el numero y porcentaje de desnutrición infantil del país, los departamentos del occidente donde no se producen alimentos son los que más sufren esta problemática.

Los niños miembros de las diversas etnias hondureñas son los más afectados con la malnutrición crónica.

Según el Programa Mundial de Alimentos (PMA) 20 de cada 100 niños hondureños son víctimas de desnutrición crónica la mayoría de ellos menores de cinco años.

Dassaev Aguilar, Tegucigalpa.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here