Compartir

El representante del Departamento de Comercio estadounidense agrega que este hecho “ni siquiera le costó dinero” al mandatario.

El secretario de Comercio de EE.UU., Wilbur Ross, definió el ataque estadounidense a la base aérea siria de Shayrat como “un acto de diversión después de cenar” que el presidente Donald Trump ordenó durante su encuentro con el mandatario chino Xi Jinping en su residencia de Mar-a-Lago, en el estado de Florida, informan medios estadounidenses.

Estas declaraciones se han producido este lunes en el marco de la Conferencia Global del Instituto Milken, en el estado de California. El secretario ha aclarado que Trump informó a su colega chino sobre el ataque “apenas se sirvió el postre” y recalcó, entre risas, que “fue una diversión que ni siquiera le costó dinero” al presidente estadounidense.

Wilbur Ross es un multimillonario estadounidense de 78 años que acumula una fortuna cercana a los 2.500 millones de dólares. Es el fundador de la compañía W. L. Ross & Co., y se lo conoce además como el ‘Rey de las quiebras’ por su habilidad para comprar empresas con problemas financieros pero con un potencial de recuperación y generación de ganancias.

El 7 de abril pasado, el presidente Donald Trump ordenó un ataque con 59 misiles Tomahawk a una base aérea militar siria en Shayrat (provincia de Homs), desde la que supuestamente el Gobierno sirio habría ordenado un ataque con armas químicas sobre la localidad de Jan Sheijun (provincia de Idlib).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here