El grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) ejecutó a 10 de sus miembros frente a ‎cientos de personas en el sureste de la provincia siria de Deir al-Zur.‎

La banda takfirí mató a tiros a algunos de sus combatientes en la ciudad de Al-Mayadin, después de acusarlos de “espiar para los extranjeros”, según informaron este martes medios sirios.

No es la primera vez que los extremistas de Daesh matan a sus propios afectos por huir del campo de batalla, acusándolos de ser “traidores”.

Desde 2011, Siria vive sumida en un conflicto desencadenado por grupos armados y terroristas que ha dejado más de 465 000 muertos y desaparecidos, según ha calculado el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.